Políticos católicos no deben promover leyes contra la vida de no nacidos, dice Mons. Paglia

El presidente de la Pontificia Academia para la Vida (PAV), Mons. Vincenzo Paglia, aseguró que los políticos católicos no deben promover leyes contra la vida de los no nacidos.

Al ser preguntado sobre las acciones de presidentes o legisladores que se dicen católicos y promueven leyes a favor del aborto, Mons. Paglia dijo que “la Iglesia es muy clara en este sentido. Es una respuesta del Catecismo. Es un gran error promover legislaciones sobre el aborto y la eutanasia”.

Así lo indicó el Arzobispo italiano el sábado 29 de agosto durante su participación en el segundo Encuentro Virtual de la Red Panamericana por y para el derecho a la vida, en la ronda de preguntas luego de su ponencia “Luces desde los 25 años del Evangelio de la Vida“, por los 25 años de la encíclica Evangelium vitae del Papa San Juan Pablo II.

En el evento transmitido por el CELAM, el también Gran Canciller del Pontificio Instituto Juan Pablo II para los estudios del matrimonio y la familia resaltó la importancia de usar “la medicina de la misericordia, la medicina de la compasión” para generar el cambio en las autoridades que les permita ser defensoras del derecho a la vida.

Por ello, los políticos católicos “deben dejar de promover leyes contra la vida” de los no nacidos. “¡Sobre esto no hay ninguna duda!”, remarcó.

Tras precisar que está bien que los políticos busquen mejorar “una legislación mala y pecadora” para que sea menos mala, Mons. Paglia dijo que “los políticos cristianos y también los otros políticos tienen que escuchar la validez de sostener y ayudar la vida de todos y sobre todo de los más frágiles. En este sentido no hay ninguna duda”.

Al ser preguntado sobre la excomunión de católicos y el pecado del aborto, el presidente de la PAV dijo que quienes están involucrados en esto “ciertamente están en el error” pero si bien “nos interesa la condena neta del pecado” importa más “la salvación del pecador. Nos interesa la claridad de condenar el error pero hay que hacer de todo para convertir al que yerra, para ayudar a salvarlo”.

“Hay una gran responsabilidad de la Iglesia para que sus miembros, antes que nada, se conviertan al Evangelio de la vida, a la belleza de la vida. Es importante que evitemos el sucio trabajo de la muerte y realicemos el bello trabajo de la vida”, destacó el Prelado.

Sobre la objeción de conciencia, Mons. Paglia dijo que “cada uno de nosotros tiene el derecho de rechazar y no obedecer una ley que considera profundamente equivocada. No es un atentado a la democracia. Absolutamente no”.

“Debe haber un gran respeto para quienes afrontan la objeción de conciencia ante leyes injustas y están dispuestos a pagar personalmente el precio que les infligen también con la ley del estado. En este sentido son hombres y mujeres a quienes debemos plena admiración, respeto y sostenimiento”, destacó.

El presidente de la PAV también dijo que “la ideología de género es un retroceso cultural, es un paso atrás”. Es además contraria a la diversidad natural de la creación de Dios que dispuso que los seres humanos sean hombre y mujer.

“Nosotros los católicos debemos sostener con mayor fuerza esto y decir a los promulgadores de esta doctrina que están yendo hacia atrás, que están yendo incluso contra la evolución de Darwin. Son millones de años en los que la evolución modela al hombre y la mujer de manera diversa. La diversidad y la riqueza, ese es el tema. Lamentablemente hoy, una cultura laica no lograr sostener la fuerza de la diversidad”.

Mons. Paglia resaltó luego la importancia de redescubrir “la alianza del hombre y la mujer”, así como su “diversidad que se compenetra y genera la vida” en el matrimonio y la familia.

Sobre las universidades o escuelas católicas en donde no siempre se enseña o se sigue la doctrina, el Arzobispo dijo que “los católicos tenemos la responsabilidad de reflexionar sobre los contenidos de nuestra fe y transmitirla a la escuela, la universidad, la economía, la política, el arte, la literatura, todos los sectores”.

Es necesario entonces “adquirir una mayor fuerza en el transmitir más que en el combatir” para que el contenido de la fe sea más atrayente, considerando “los tesoros enormes” de la Iglesia “que muchos en el mundo laico ni siquiera sueñan ni conocen. Es necesario un orgullo católico más inteligente”.

“La Iglesia es mucho más experta que los demás en humanidad. Tenemos el don del espíritu para decir cosas sabias más inteligentes que muchos otros. El problema es despertarse del sueño y abandonar la cerrazón del interior que nos hace jugar en defensa. Hoy necesitamos poder mostrar la altura, la profundidad y la belleza del misterio cristiano”.

El presidente de la PAV también comentó que en el mundo actual “la lucha contra la eutanasia no se hace solo recordando la doctrina. Se hace teniendo en casa a los ancianos, acompañándolos para que vivan hasta el fin. Esta es la batalla crucial que hoy debemos emprender”.

Mons. Paglia informó también que en septiembre el dicasterio que preside dará a conocer un nuevo documento sobre los ancianos.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets