Arzobispo destaca 7 rasgos de la santidad de Santa Rosa de Lima en su día

El Arzobispo de Piura y Tumbes, Mons. José Antonio Eguren, destacó siete rasgos de la santidad de Santa Rosa de Lima, cuya fiesta se celebra en Perú este domingo 30 de agosto.

1.- Oración

En la homilía de la Misa que presidió esta mañana en Piura, el Prelado peruano dijo que una primera característica de la primera santa de América fue “su profunda vida de oración, oración entendida como un dirigirse interiormente al Señor, como un estar en su luz para dejarse encender por el fuego santo del amor divino y así poder irradiarlo después a los demás.

2.- Amor por los pobres

“En segundo lugar, Santa Rosa se distinguió por su amor preferencial por los pobres. Puesto que ella ama a Cristo, el despreciado, el doliente, Aquél que por nosotros se hizo pobre, ella también ama a los más vulnerables que llegaron a ser sus hermanos más cercanos y queridos”, dijo el Prelado.

3.- Ardor por la misión

Un tercer rasgo de Santa Rosa fue “su ardor por la misión. Santa Rosa ardía en deseos de ir por las calles de todo el mundo para conducir a todas las personas hacia el Señor Jesús, el Reconciliador”.

4.- Amor por la Iglesia

Mons. Eguren explicó que “creyendo en el Señor, Santa Rosa también creía en la Iglesia, se adhería firme y totalmente a las verdades de la fe y vivía con verdadero gozo espiritual los sacramentos, sobre todo la Eucaristía”.

“Su profunda fe en el Señor se veía sobre todo manifestada en los momentos de cruz y de prueba”, agregó.

5.- Alegría

Asimismo, otro rasgo de su santidad “consistía en realizar su trabajo cotidiano con alegría y en actitud de ofrecimiento al Señor, ya sea en las labores cotidianas del hogar, en la cocina, el cuidado de sus hermanos menores, en la costura y el bordado, en la atención a sus padres cuando éstos envejecieron, y en el cuidado de los enfermos menesterosos y de los esclavos negros”.

Santa Rosa, dijo el Prelado, “era una mujer y una santa muy alegre lo cual lo manifestaba en las poesías y en las canciones que componía y cantaba, como villancicos y otros cantos de alabanza al Señor, así como en los instrumentos musicales que tocaba con frecuencia como la vihuela que era una especie de guitarra de su época. Santa Rosa era una mujer alegre y de espíritu jovial, más extrovertida que introvertida”.   

6.- Piedad filial a la Virgen María

El Arzobispo de Piura destacó también que un “rasgo esencial de su santidad fue su profunda piedad filial a Santa María. Por eso el día en que fue confirmada, nada menos que por Santo Toribio de Mogrovejo, ella unió a su nombre de ‘Rosa’ el de ‘Santa María’".

“Pruebas de su profundo fervor mariano fue su devoción a la Virgen del Rosario que hasta nuestros días se venera en el Convento de Santo Domingo en Lima, y su testimonio de que el Señor le hacía muchos favores a través de esta imagen y devoción de la Virgen María”.

7.- Humildad

El Arzobispo indicó que “un último atributo de su santidad a destacar fue su humildad y sencillez, la que vivía en su obediencia a sus padres, y entregando todas las ganancias de su trabajo a su familia, a la Iglesia y a sus pobres”.

“Fue una mujer muy paciente, jamás hubo en ella rasgos de rebeldía alguna, y cuando la maltrataban no devolvía jamás el insulto”, remarcó.

Aliento a policías y enfermeras

En su homilía, el Prelado pidió de manera especial por los policías y enfermeras, de quienes Santa Rosa es Patrona, por su labor y dedicación ante la pandemia del coronavirus que afecta seriamente al Perú.

Mons. Eguren recordó que “al menos 27.000 policías han quedado infectados por este maligno virus desde que comenzó la pandemia. Pedimos en nuestras oraciones por su pronta recuperación”.

Como ella, alentó el Prelado, “sean hombres y mujeres de oración y de vida sacramental, porque el mal que tienen que enfrentar cada día sólo se puede vencer con el bien y con la gracia que vienen de Dios”.

“Que los errores de algunos malos miembros de su Institución no los desanimen ni les roben la esperanza y la alegría de servir a la sociedad peruana, porque son muchos más los buenos policías que hay y que a diario contribuyen con su abnegado servicio al bien común de nuestra sociedad”, agregó.

Dirigiéndose luego a las enfermeras, el Arzobispo de Piura y Tumbes las animó a que en su labor diaria “miren siempre a Santa Rosa, mujer audaz que en su época abre en la casa de sus padres la primera enfermería de la ciudad de Lima para atender, cuidar y sanar a aquellos enfermos indigentes que no tenían a donde ir”.

“Que como Santa Rosa de Lima seamos santos, porque solo los santos son los verdaderos reformadores de la Iglesia y los transformadores del mundo. Solo los santos son los genuinos artesanos de un mundo renovado en la Verdad y el Amor que es Cristo Jesús”, resaltó.

Finalmente Mons. Eguren ofreció a los fieles esta oración a Santa Rosa de Lima:

“Te pedimos humildemente Santa Rosa de Lima, compatriota y hermana nuestra, que te apiades de nosotros. Que por tu intermedio, tu amado Jesús nos conceda abundantes bendiciones. De manera especial te pedimos por el fin de la pandemia, por el descanso eterno de los muertos y la curación de los enfermos. Te pedimos que intercedas por tus policías y enfermeras. Cuídalos y ayúdalos en todo momento. Líbralos de todo mal. 

Como lo hacías antes, sana a este Perú hoy enfermo por el Covid-19 y también por el egoísmo, la corrupción, el individualismo, el oportunismo, y los intereses y afán de lucro de algunos, que aprovechándose del dolor y de la necesidad de tantos acaparan y especulan en beneficio propio. Atrae sobre nosotros más bien los dones del amor fraterno, la generosidad, el servicio desinteresado, la solidaridad y la reconciliación. Amén.

Para leer la homilía completa de Mons. Eguren ingrese AQUÍ.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets