Obispo pide solidaridad y oraciones para damnificados por gran incendio

El jueves 27 de agosto se declaró un incendio en la localidad de Almonaster la Real, en la provincia de Huelva (España), que ha sido controlado recientemente, cuatro días después de su inicio. Según las primeras estimaciones el fuego habría calcinado 12 mil hectáreas y más de 3 mil vecinos han tenido que ser evacuados.

Ante esta grave situación, el Obispo de Huelva, Mons. Santiago Gómez, emitió un comunicado en el que expresa su cercanía a los pueblos y aldeas afectadas e implora a Dios por el fin de esta desgracia; además llama a la solidaridad y "ayuda fraterna para todos los que sufren las consecuencias del fuego devastador”.

También mostró su “reconocimiento y apoyo a todas las personas e instituciones implicadas en el operativo de lucha contra el fuego, que se esfuerzan en salvar vidas humanas, aliviar daños y evitar la pérdida de animales y bienes materiales”.

Asimismo, agradeció el apoyo “de las familias, de los amigos y vecinos, que ofrecen una asistencia imprescindible en medio de esta calamidad, así como la solidaridad de las Cáritas parroquiales, hermandades y otras asociaciones de las parroquias afectadas y de las demás asociaciones civiles”.

“Con nuestras parroquias, Cáritas Diocesana y otras instituciones eclesiales, mostramos nuestra disponibilidad para la acogida y la ayuda que sea necesaria”, declaró.

En el comunicado dijo que ver el paisaje desolador que deja el fuego “nos lleva a tomar más conciencia de cómo hemos de cuidar, respetar y valorar la naturaleza, como un don que recibimos y un legado que debemos esforzarnos por transmitir a las generaciones futuras; de ahí la enorme responsabilidad de todos en cuanto a su uso y cuidado”.

Ante la posibilidad de que el incendio y la amenaza del coronavirus puedan desanimara a la población, el Prelado recuerda que “en circunstancias como estas, es importante rezar y mantener la esperanza. Recordando las palabras de Jesús, “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré” y pedimos a Dios que mire compasivo nuestra aflicción, alivie las fatigas de sus hijos y confirme nuestra confianza en su providencia”.

Y animó a “afrontar los trabajos presentes y futuros para recuperar lo antes posible nuestra tierra y ayudar con generosidad a cuantos hoy viven en la angustia”. 

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets