Artículos Recientes

Los santos mártires de Córdoba fueron un grupo de cristianos mozárabes condenados a muerte por no abdicar de su fe cristiana en tiempos de los reyes musulmanes del Emirato de Córdoba, Abderramán II (822-852) y Mohamed I (852-886).

El Emirato de Córdoba fue un territorio de dominación política administrado por un emir -autoridad islámica monárquica característica de Oriente Medio-, que se estableció en la península Ibérica entre 756 y 929 como régimen de ocupación árabe en Europa. A los cristianos que vivían dentro del emirato se les denominó “mozárabes”. Estos conformaban una población cristiana numéricamente importante de origen hispano-visigodo, cercada al interior del territorio de al-Ándalus, y que fue mermada paulatinamente con el correr del tiempo.

Gracias a la hagiografía de Eulogio de Córdoba, se ha podido conservar el registro de la ejecución de 48 cristianos mozárabes que desafiaron la ley islámica en los tiempos de la invasión árabe. En su mayoría, estos mártires hicieron declaraciones públicas de rechazo a las imposiciones del islam y proclamaron su fidelidad a la fe cristiana.

Todos, menos dos, residían en Córdoba o en los monasterios aledaños de la sierra, por lo que se sabe que hubo entre ellos monjes eremitas. En total fueron 38 hombres y 10 mujeres de diversas edades, con predominio de los jóvenes.

Del total, 35 fueron clérigos —sacerdotes, diáconos o monjes— y 12 seglares. Cuatro eran conversos que procedían de familias musulmanas, cinco de matrimonios mixtos y tres más, antiguos cristianos islamizados, que habían vuelto al seno de la Iglesia. Todos, excepto dos, Sancho y Argimiro, fueron decapitados.

Su fiesta se celebra el 14 de Junio.

Mas información del santo aquí:

Adblock test (Why?)

El Arzobispo de Bhopal (India), Mons. Leo Cornelio, indicó que la pandemia de COVID-19 en el país ha enseñado que los ciudadanos deben luchar juntos si quieren sobrevivir y resaltó que hay signos alentadores a pesar de la crisis.

En una entrevista a la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), Mons. Cornelio señaló que la situación en la India es dramática, pues los “líderes políticos se volvieron imprudentes” al ver que la primera ola golpeaba más débil al país en comparación a Europa o Estados Unidos.

“La segunda ola nos cogió completamente por sorpresa. En el estado de Madhya Pradesh, mi sede episcopal Bhopal y la ciudad de Indore se encuentran entre las más afectadas. Ambas ciudades han estado confinadas durante casi siete semanas”, lamentó.

Mons. Cornelio indicó que por la enfermedad todos los hospitales están llenos y es difícil conseguir medicamentos y oxígeno.

“En la actualidad, el número de personas que han muerto a causa del COVID-19 supera las 300 mil; pero extraoficialmente la cifra es mucho mayor, ¡algunos observadores estiman que es diez veces mayor! Porque muchos enfermos se han quedado en casa y han muerto allí”, subrayó.

El Arzobispo indicó que la Iglesia Católica viene acompañando a los fieles, y en la mayoría de las diócesis se celebra con regularidad las Misas online. Además, señaló que en su Arquidiócesis han dispuesto que los párrocos acompañen a los fieles “a través de programas virtuales”.

“Animamos a los párrocos a ponerse en contacto con cada familia de su parroquia, que se informen de las necesidades económicas y que ayuden a las familias en lo que puedan. Por ejemplo, proporcionamos paquetes de alimentos. A menudo se hace a través de las ‘pequeñas comunidades cristianas’, un movimiento laico muy activo en la India”, agregó.

Mons. Cornelio señaló que por este trabajo espiritual 18 sacerdotes y un elevado número de religiosos han contraído COVID-19 en su arquidiócesis, y lamentó la muerte de 4 religiosas y un consagrado a causa de la enfermedad.

“En toda la India, más de 170 sacerdotes han muerto por COVID-19 hasta ahora, junto con un gran número de religiosos y fieles. A principios de mayo falleció como consecuencia de una infección el obispo de Jhabua, Mons. Basil Bhuriya”, indicó.

Además, señaló que el país se enfrenta desde hace algunos años a “tendencias de división provocadas por ambiciones políticas” y dijo que las “violaciones de los derechos humanos básicos, la polarización religiosa y la cuestión de la lealtad al Estado se han convertido en herramientas en manos de los gobernantes para dividir al pueblo”.

ACN agregó que en la India “viven 68 millones de cristianos; muchos de ellos pertenecen a los estratos más pobres de la población y son discriminados en algunas partes del país”.

Mons. Cornelio indicó que la pandemia ha enseñado que “debemos luchar juntos si queremos sobrevivir” y señaló que “el poder político, la seguridad económica, la salud física” son cosas que pasan, “no son permanentes”.

“Lo que cuenta es la caridad, la fraternidad y la compasión, valores que vivió la Santa Madre Teresa de Calcuta. Cada vez más personas en la India reconocen este aspecto”, señaló.

Asimismo, resaltó que, durante las situaciones de crisis en la India, la Iglesia ha actuado “por iniciativa propia”, donde “sacerdotes, religiosos y otros colaboradores de la Iglesia han estado al frente de las labores de ayuda y reconstrucción”.

“Las instituciones eclesiásticas, como los hospitales y las estaciones de asistencia médica, han sido reconocidas por el Estado. Sin embargo, a veces se recela de que la Iglesia intente convertir a la gente a través de su trabajo”, lamentó.

Mons. Cornelio señaló que estas personas que critican el trabajo de la Iglesia no entienden la actitud de Cristo que señaló “cuanto hagáis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis”.

El Arzobispo indicó que la pandemia “ha vuelto a unir más a los indios” y señaló que en Bhopal y otros lugares del país, las personas se han juntado “para proporcionar alimentos, alojamiento, ayuda médica y más cosas”.

“Aunque la Iglesia católica es una pequeña minoría, hemos estado ahí desde el principio. Nuestras parroquias han distribuido paquetes de alimentos, máscaras protectoras y desinfectantes a las personas necesitadas”, agregó.

Mons. Cornelio señaló que en su diócesis han creado un puesto de cuarentena en el centro pastoral diocesano “para recibir y atender a los indigentes”.

Finalmente, agradeció el apoyo de las personas que donan a ACN y resaltó que ayudando se convierten “en una ‘familia de la caridad’”.

“Así podemos encontrar y experimentar la misericordia y la ayuda de Dios. ¡Que Dios bendiga su generosidad!”, concluyó.

En la actualidad, en India se han confirmado más de 29.3 millones de personas con COVID-19 y más de 363 mil fallecidos. Además, el país ha registrado más de 3 mil muertes y más de 91 mil nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas.

Adblock test (Why?)

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Polonia realizaron el 11 y 12 de junio su 389° asamblea plenaria en la que dialogaron sobre diversos temas como la beatificación del mentor de San Juan Pablo II, el Cardenal Stefan Wyszyński; y la madre Elżbieta Rosa Czacka; la formación sacerdotal y la educación en el país.

Una nota de la oficina de comunicaciones del Episcopado polaco señala que la beatificación de los siervos de Dios se realizará al mediodía del 12 de septiembre en el Templo de la Divina Providencia de Varsovia-Wilanow.

“La ceremonia será digna y modesta, en consonancia con las posibilidades de una pandemia en declive” y será presidida por el legado papal, el Cardenal Marcello Semeraro, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

En la asamblea también se presentó el calendario de la visita “ad limina apostolorum”, que realizan todos los episcopados del mundo a Roma y que en el caso de los polacos está prevista para octubre.

“La visita será un momento para renovar los lazos con el Santo Padre, rezar juntos, intercambiar ideas, discernir y definir las prioridades en la vida y la misión de la Iglesia en Polonia para los próximos años”, señala la nota del episcopado polaco.

Los obispos también recibieron la aprobación de la Congregación para el Clero, en colaboración con la Congregación para la Educación Católica, de los nuevos principios de la formación sacerdotal en Polonia.

Estos están en el documento “El camino de la formación sacerdotal en Polonia. Ratio institutionis sacerdotalis pro Polonia”, que entrarán en vigor el 1 de octubre de 2021.

Los prelados polacos también agradecieron a todos los profesores, educadores y catequistas el esfuerzo para enseñar y educar a lo largo de este curso escolar marcado por la pandemia del coronavirus.

“Gracias a la dedicación de este colectivo profesional, la enseñanza no se interrumpió en ningún momento y, junto a los conocimientos impartidos, los alumnos recibieron apoyo espiritual”, dicen los obispos en su comunicado.

Adblock test (Why?)

El Instituto Juntos por la Vida (JUVID) anunció la realización, el martes 15 de junio, de un taller gratuito sobre la Teología del Cuerpo del Papa San Juan Pablo II titulado “¿Cuerpo, sexo y Dios?”.

Las enseñanzas de San Juan Pablo II sobre el amor humano y la sexualidad fueron desarrolladas durante su pontificado en las audiencias generales de los miércoles entre 1979 y 1984. Los textos completos fueron años más tarde compilados y publicados.

“¿De dónde venimos, hacia dónde vamos y qué tiene que ver todo esto con mi cuerpo, con el sexo y con Dios? En estas cuestiones existenciales profundizaremos en el taller, bajo la perspectiva de la Teología del Cuerpo de San Juan Pablo II y de la doctrina de la Iglesia”, indica una nota de JUVID.

La nota también señala que ante “el avance en los países latinoamericanos de una cultura de la muerte que viene con mucha fuerza y ha llegado a infiltrar distintas ideologías que socavan la dignidad de la persona e incluso su propia identidad, se hace necesario regresar a los cuestionamientos fundamentales de la persona humana, de su relación con Dios, con el otro y consigo mismo”.

“Es necesario ayudar a las nuevas generaciones a descubrir el valor de su sexualidad y la relación directa que tiene con Dios e incluso con su origen y el destino al que está llamado, a través de la teología del cuerpo de San Juan Pablo II”, agrega.

JUVID se dedica desde el 2011 a “forjar una cultura que custodie y promueva la dignidad humana, la sexualidad bien vivida y el desarrollo integral de la persona, el matrimonio y la familia como ejes fundamentales de la sociedad”.

En sus diversos cursos, diplomados y congresos han llegado a más de 115 mil personas de más de 20 países.

El taller sobre teología del cuerpo es gratuito y se realizará el martes 15 de junio a las 19:30 (hora de Guatemala, Nicaragua y Costa Rica), 20:30 (hora del Centro de México, Colombia y Perú); y 22:30 hora de Argentina.

Para inscribirse ingrese AQUÍ.

Adblock test (Why?)

Los obispos de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) exhortaron a los fieles católicos y a la población en general a vacunarse sin temor y por amor a los demás.

Mons. Freddy Bretón, presidente de la CED y Arzobispo de Santiago de los Caballeros, felicitó a los que ya se han vacunado e invitó a los que faltan a acercarse sin temor a los centros de vacunación.

“Reitero la invitación que ya hemos hecho, no solo yo sino cada obispo y la conferencia en pleno, invitando a la población a que acuda a los centros de vacunación. Felicito de todo corazón a los que ya lo han hecho, como nosotros que hemos recibido las dos dosis indicadas”, dijo el Prelado en un video publicado en la página de Facebook del Episcopado.

“Invitamos a todos a acercarse sin temor para que podamos entrar a una vida más plena, un poco más normal. Invito de todo corazón a que nos vacunemos por amor a los demás”, concluyó.

Según informa la dirección de comunicación y prensa de la CED, otros obispos como Mons. Víctor Masalles de la diócesis de Baní y Mons. Francisco Ozoria, Arzobispo de Santo Domingo, también alentaron a los fieles a recibir la vacuna contra el coronavirus.

Mons. Alfredo de la Cruz, Obispo electo de San Francisco de Macorís, señaló que la aplicación de la vacuna “debe ser un tema de conciencia y responsabilidad”, y que quienes se oponen a ella muestran “una religiosidad que corresponde a los tiempos arcaicos”.

Asimismo, Mons. Jesús Castro, Obispo de Nuestra Señora de la Altagracia en Higüey, indicó que vacunarse “representa un acto de amor hacia al prójimo y un deber ciudadano, por ello, seguimos motivando a la feligresía católica, así como a la población en general a inocularse y no prestar oídos a teorías que distorsionan el don de la vida humana”.

En diciembre de 2020, la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano publicó una nota sobre “la moralidad del uso de algunas vacunas contra el COVID-19”, en la que precisó que “es moralmente aceptable utilizar las vacunas contra la Covid-19 que han utilizado líneas celulares de fetos abortados en su proceso de investigación y producción”.

El Papa Francisco ha alentado en distintas ocasiones a los gobiernos y las farmacéuticas a que hagan que las vacunas estén disponibles para todos, especialmente para los más pobres.

En febrero de 2021, el Santo Padre y el Papa Emérito Benedicto XVI recibieron la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Debido a la polémica que aún suscita la vacunación, diversos moralistas y especialistas se han manifestado públicamente a favor de las vacunas contra el COVID-19, como el P. Tadeusz Pacholczyk, doctor en neurociencias por la Universidad de Yale y con un trabajo postdoctoral en la Universidad de Harvard, que en enero de este año explicó que un católico sí puede recibir una vacuna derivada de una línea celular de un feto abortado.

Asimismo, varios expertos como el médico español católico José María Simón Castellví, presidente emérito de la Federación Internacional de Asociaciones de Médicos Católicos (FIAMC), han respondido a una serie de mitos respecto a las vacunas.

El Dr. Simón Castellí explicó, por ejemplo, que “las vacunas contra el COVID-19 no tienen ningún compuesto que genere magnetismo. Tampoco ningún efecto ‘homeopático’ conocido”.

Adblock test (Why?)

El Papa Francisco recordó que el 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre por lo que agradeció el “testimonio de generosidad y gratuidad” de quienes colaboran en esta importante causa.

“Mañana es el Día Mundial del Donante de Sangre. Doy las gracias de corazón a los voluntarios y los animo a que continúen su labor, dando testimonio de los valores de generosidad y gratuidad. ¡Muchas gracias, gracias!”, indicó el Papa tras rezar el Ángelus dominical.

En 2020, el Santo Padre invitó a ser donantes de sangre “un sencillo, peromuy importante acto de ayudar al prójimo”.

Sobre el Día Mundial del Donante de Sangre, el Papa destacó que “se trata de una oportunidad de alentar a la sociedad a ser solidaria y sensible con los necesitados” por lo que expresó su agradecimiento a todos los donantes de sangre.

En 2014, el Santo Padre recibió en el Vaticano a decenas de miles de miembros de los grupos de “Misericordias” y “Fratres”, de donantes de sangre.

En aquella ocasión, el Papa expresó su aprecio “por la importante obra que desarrollan en favor del prójimo sufriente” de tales organizaciones y pidió no quedarse en laspalabras sino dar “testimonio cristiano”.

“Existe el riesgo de ser espectadores informadísimos y desencarnados de estas realidades, o también de hacer bellos discursos que se concluyen con soluciones verbales y un desinterés con respecto a los problemas reales”, advirtió entonces el Papa.

Día Mundial del Donante de Sangre

La ONU celebra este día desde el 14 de junio de 2004. Su celebración es el resultado del Día Mundial de la Salud, celebrado en el año 2000 con el lema “La seguridad de la sangre depende de mí: la sangre salva vidas”.

El Día Mundial del Donante de Sangre está dedicado a la promoción de la donación de sangre y al agradecimiento a los voluntarios, es consecuencia también del trabajo realizado por la Federación Internacional de Organizaciones de Donantes de Sangre y la celebración que se realiza desde 1995 del Día Internacional del Donante de Sangre.

Finalmente, el Día Mundial del Donante de Sangre tiene como objetivo principal “mejorar la seguridad y la suficiencia de las necesidades de sangre de cada país, para lo cual se necesita un aumento importante de voluntarios donantes”.

Adblock test (Why?)

El Centro Católico Multimedial (CCM) en México lamentó el asesinato del sacerdote franciscano Juan Antonio Orozco Alvarado el sábado 12 de junio, quien junto a otros laicos que lo acompañaban quedó en medio del fuego cruzado de bandas criminales.

“De acuerdo con los datos proporcionados por responsables de la provincia franciscana a la que pertenecía, el religioso y párroco, junto con otros laicos que le acompañaban, quedó en medio de un fuego cruzado entre cárteles rivales”, indica la nota del CCM.

El sacerdote que era párroco en Santa Lucía de la Sierra, en el municipio de Valparaíso en el estado de Zacatecas, se dirigía a celebrar Misa “en la comunidad tepehuana de Pajaritos y en Mezquital, Durango, quedó en el fuego cruzado, esto en el área de la carretera en los límites de los Estados de Durango y Zacatecas”.

“Se desconoce cuántas eran las personas que le acompañaban y si ellas también perdieron la vida”, precisó el CCM.

Fr. Ángel Gabino Gutiérrez Martínez, ministro provincial de la Provincia de los Santos Francisco y Santiago en México, lamentó el asesinato confirmando las circunstancias de la muerte del P. Orozco.

La nota de los franciscanos señala además que “en cuanto tengamos noticias sobre el traslado de los restos de nuestro hermano, así como del lugar de velación y de su Misa exequial se lo comunicaremos por este medio”.

“Que nuestro Señor Jesucristo, príncipe de la paz, tenga misericordia de nuestro hermano y lo reciba en su Reino con sus santos y elegidos”, agrega.

Las autoridades ya investigan los hechos.

Según informa el periódico Pastoral Siglo XXI de la Arquidiócesis de Monterrey, “el Padre Juanito como era conocido, pertenecía a la Provincia Franciscana de los Santos Francisco y Santiago en México y tenía apenas 6 meses en la Sierra de Santa Lucía donde ocurrieron los trágicos hechos, luego de estar por más de un año y medio en el ejido de Hermanas Coahuila”.

“Fray Juan de apenas 33 años era originario de la calle Álamo de la Colonia Héroes del 47 de Monclova y desde niño fue muy apegado a la iglesia San Francisco de Asís en el sector El Pueblo”, añade.

El CCM informa que con la muerte del P. Orozco Alvarado, ya son “tres las muertes de clérigos ocurridas en circunstancias violentas en el presente sexenio 2018-2024”. 

El 23 de agosto de 2019, el sacerdote José Martín Guzmán Vega fue apuñalado en las afueras de su parroquia en la comunidad de Cristo Rey de la Paz, en la diócesis de Matamoros.

El 27 de marzo de 2021 fue asesinado en Dolores Hidalgo el sacerdote Gumersindo Cortés, quien pertenecía a la Diócesis de Celaya y ejercía su ministerio en la parroquia de Cristo Rey, en la comunidad Mesa de López.

Adblock test (Why?)

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets