Arzobispo realiza exorcismo en lugar donde derribaron estatua de San Junípero Serra

El Arzobispo de San Francisco (Estados Unidos), Mons. Salvatore Cordileone, realizó el 17 de octubre un exorcismo en el lugar donde una estatua de San Junípero Serra fue derribada, y calificó la destrucción de la imagen como un “acto de blasfemia”.

El 12 de octubre, durante una manifestación en la Misión San Rafael Arcángel, un grupo de activistas desfiguró con aerosol rojo la estatua de San Junípero Serra antes de derribarla con correas y cuerdas de nylon.

Mons. Cordileone realizó oraciones de exorcismo en latín, que no son las mismas que se ofrecen cuando una persona es objeto de posesión demoníaca, antes de rociar el lugar con agua bendita.

“Oramos para que Dios pueda purificar este lugar de espíritus malignos, que pueda purificar los corazones de los que perpetraron esta blasfemia, que los pueda envolver en su amor, que sus corazones se ablanden y se vuelvan hacia Él”, señaló.

Los católicos se reunieron la noche del 13 de octubre en el lugar donde fue derribada la estatua, y el vicario parroquial de la misión, P. Kyle Faller, dirigió un Rosario y una letanía de reparación por la destrucción de la estatua, así como la oración a San Miguel Arcángel.

Ese mismo día, Mons. Cordileone condenó la “regla de la mafia” que llevó a que la estatua del santo fuera “desfigurada y derribada vandálicamente por una turba pequeña y violenta”.

“No hay duda de que los pueblos indígenas de nuestro continente sufrieron con los europeos que vinieron aquí y sus descendientes, especialmente después de que terminó la era de las misiones y California entró en los Estados Unidos. Pero el P. Serra es el símbolo equivocado de aquellos que desean abordar o reparar este agravio”, sostuvo.

Esta es la segunda vez que Mons. Cordileone realiza un exorcismo relacionado con una estatua destruida de San Junípero. El Prelado ofreció oraciones luego que el 19 de junio un centenar de violentos manifestantes, que acusaban al santo franciscano de maltratar a los indígenas norteamericanos, derribó una estatua suya en el Golden Gate Park de San Francisco.

San Junípero Serra, un sacerdote y misionero franciscano del siglo XVIII, ha sido calificado por algunos activistas como símbolo del colonialismo y de los abusos que sufrieron muchos nativos americanos tras el contacto con los europeos.

Los expertos han cuestionado estas afirmaciones y, en contraste, hay evidencia de que el santo abogó por los derechos de los pueblos indígenas frente al maltrato de los militares españoles.

Si bien muchos pueblos indígenas sufrieron abusos horribles, un arqueólogo le dijo a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– a principios de este año que los activistas tienden a combinar los abusos que sufrieron los nativos mucho después de la muerte de San Junípero con el período en que el santo estaba vivo y construía las misiones.

El Papa Francisco canonizó a Serra en 2015 durante una visita a Estados Unidos.

El vandalismo en San Rafael es el último de una serie de ataques a iglesias y estatuas católicas en todo Estados Unidos este año. El 11 de julio, un incendio destruyó en Los Ángeles la Misión San Gabriel de 249 años de antigüedad, una iglesia misionera fundada por San Junípero Serra.

El 83% de los posibles votantes católicos están preocupados por los ataques a iglesias en los últimos meses, según una encuesta realizada del 27 de agosto al 1 de septiembre por RealClear Opinion Research en asociación con EWTN News.

Traducido y adaptado por Harumi Suzuki. Publicado originalmente en CNA.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets