El Papa Francisco diseña una tarjeta en honor a una abuelita y la regala a sus visitantes

El Papa Francisco diseñó una nueva tarjeta en recuerdo de una abuela que encontró en uno de sus viajes y que ahora regala a quienes lo visitan en el Vaticano.

La tarjeta muestra la fotografía de una anciana y su nieto a quienes vio en su viaje a Rumania en junio de 2019. El Papa comentó que lo conmovió la sonrisa de la mujer, a quien vio desde el papamóvil cuando estuvo en la ciudad de Iasi.

La abuelita lo conmovió tanto que se refirió a ella en un discurso luego en el Palacio de la Cultura: “no quiero dejar de decirles una experiencia que tuve cuando entré en la plaza. Había una anciana, bastante anciana, abuela, y en los brazos tenía su nieto de dos meses, no más, cuando yo pasé, me lo hizo ver, sonreía, y sonreía con una sonrisa de complicidad, como diciéndome: ‘ahora puedo soñar’”.

“Después, en el momento me emocioné, y no tuve la valentía de traerla aquí adelante, y por eso lo cuento. Los abuelos sueñan cuando los nietos van hacia adelante”, agregó

La foto de la mujer se convirtió en la tarjeta que el Papa ahora obsequia. En el reverso están los comentarios del Santo Padre sobre la experiencia.


Así se ve la nueva tarjeta del Papa Francisco. Crédito: La Stampa.

El Papa Francisco volvió a hablar de esta experiencia en la rueda de prensa que ofreció en el vuelo de regreso a Roma el 2 de junio: “Estoy contento porque en Iasi hice referencia a esa abuela que ha tenido un gesto de complicidad y que con los ojos, en aquel momento he estado tan emocionado que no he reaccionado, y después el papamóvil ha seguido adelante y habría podido decir a esta abuela que venga para hacer ver este gesto, y he dicho al Señor Jesús: es una pena, pero Tú eres capaz de resolver”.

El Santo Padre resaltó lo ocurrido y dijo que “estas son las raíces. Y esto crecerá, no será como yo, pero yo doy lo mío. Es importante este encuentro”.

El Papa ha tenido otros encuentros similares con ancianas en su pontificado. En enero de 2018 en su visita a la ciudad de Trujillo en Perú, el Papa saludó a una mujer tras ver un cartel que le llamó la atención y que era cargado por uno de sus familiares.

El cartel decía: “Me llamo Trinidad, cumplo 99 años, no veo, quiero tocar tu manito”.

El entonces portavoz del Vaticano, Greg Burke, explicó a Efe que el Papa, al ver a la anciana, mandó parar el vehículo para bendecirla en el día de su cumpleaños. Tras el saludo, el Papa recibió la ovación de los pobladores.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets