Rescatan imagen de la Asunción y otras figuras religiosas de iglesia atacada en Chile

El viernes 23 se inició el rescate y conservación de las imágenes religiosas dañadas durante el ataque del 18 de octubre a la parroquia de La Asunción en Santiago de Chile.

Por iniciativa del movimiento de Schöenstatt en Chile y en coordinación con la Arquidiócesis de Santiago y la parroquia, un equipo de expertos retiró la imagen de la Asunción, ubicada en el frontis de la iglesia.

La imagen mariana de unos dos metros de altura, mantiene el 80 % de su estructura y quedó anclada a su base. 

Manuel Concha, director de Conservar, una de las empresas participantes en el rescate de las piezas comentó a ACI Prensa que la imagen de la Virgen podría ser una pieza de fabricación francesa o alemana del siglo XIX.

Este dato podría facilitar el proceso de restauración luego de sumar registros fotográficos o moldes de imágenes similares existentes.

Concha agregó que también se recuperó un relieve, imagen que sobresale de una superficie, del Sagrado Corazón de Jesús tallado en madera. “Esta pieza de un metro aproximadamente está carbonizada pero conservada en sus formas”, precisó.

De entre los escombros, los expertos también rescataron trozos de relieves de mármol que circundaban el altar, entre otras piezas que serán conservadas por Restauro Austral y Conservar.

El restaurador, conservador y también docente de la Universidad de Chile, lamentó la destrucción porque la iglesia que data del 8 de agosto de 1876 “revierte un enorme valor patrimonial”.

Las iglesias “dan pie al crecimiento de zonas urbanas, de barrios, son parte de la historia y del desarrollo social, son muy importantes, no solo para la comunidad católica que vive su fe allí, sino que para todas las personas”, aseguró el restaurador y conservador. 

“Es importante este trabajo de restauración, porque estamos frente a un patrimonio que es de todos los chilenos. La Virgen está en el centro de nuestra actividad y nos parece muy relevante ponerla en esa posición”, expresó Nicolás Fontaine del movimiento Schoenstatt al equipo de comunicaciones del Arzobispado de Santiago

“Hay que escuchar a Dios. Lo que ocurrió acá es para poner oído a Dios y este trabajo de reparación es un apostolado”, agregó Fontaine.

En tanto, el párroco de La Asunción, P. Pedro Narbona, expresó que este trabajo es una “señal de fraternidad”, que invita a recordar la encíclica del Papa Francisco “Fratelli Tutti”. 

“Es seguir caminando en esperanza, porque debemos como Iglesia, ser hombres y mujeres de fe, sabiendo que Dios permite que las cosas pasen por algo y para algo y ese algo, es abrir nuestros corazones para sentarnos en una mesa común”, sostuvo el P. Narbona.

En tanto, la arquitecta y directora de Arquitectura y Construcción del Arzobispado de Santiago, Patricia Silva, aseguró que “rescatar lo que queda en el templo también es prevenir. Hubiésemos querido rescatar más, pero no se pudo. Debemos seguir protegiendo y apoyar con el rezo y la oración”.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets