Obispo pide protección del gobierno tras tercera iglesia profanada en solo dos meses

, 14 Oct. 20 (ACI Prensa).- Luego del tercer caso de profanación de una iglesia en los últimos dos meses en Malawi, el Obispo de la Diócesis de Mangochi, Mons. Montfort Stima, pidió al Gobierno que proteja a la Iglesia Católica y a los ciudadanos a unirse para “hacer frente a estos ataques”.

Luego de los continuos ataques y profanaciones de templos católicos en Malaui, el Obispo dijo a la agencia vaticana Fides que “esperamos que el Gobierno haga todo lo posible para proteger a los ciudadanos de Malawi, incluida la Iglesia Católica”.

“Sin embargo, sé que el Gobierno no puede poner a la policía en casa de todos. Por tanto, hago un llamamiento a las personas para hacer frente a estos ataques juntos”, añadió.

Según informó la agencia vaticana Fides, el ataque más reciente ocurrió la noche del 7 de octubre, cuando bandidos atacaron la comunidad parroquial de Nsanama en Machinga.

Los asaltantes vulneraron la seguridad del Convento de las Hermanas Canossianas y robaron la Sagrada Eucaristía, dinero en efectivo, una computadora portátil y teléfonos celulares, para luego escapar del recinto, informó Fides.

El párroco de Nsanama, P. Matthew Likambale, informó que los delincuentes atacaron al guardia con una varilla de metal y un machete, lo ataron para inmovilizarlo y luego ingresaron al convento. Allí se dirigieron al altar, “abrieron el Sagrario, tomaron el Santísimo Sacramento y luego fueron a las habitaciones de las monjas”, señaló Fides.

El P. Likambale expresó su preocupación y temor tras el terrible acto de profanación y denunció que sufre una persecución por parte de los delincuentes.

“Hemos pasado una noche aterradora después de que los delincuentes atacaron el Convento de las Hermanas Canosianas. Me estaban buscando. Presionaron a las religiosas para que revelaran dónde estaba, pero ellas seguían diciendo que no estaba en el convento”, dijo el P. Likambale a los feligreses.

El 30 de agosto, delincuentes también profanaron la Eucaristía y robaron diversos objetos de valor en la capilla del convento de la parroquia de Kankao (Mangochi, Malaui), donde sirven las Hermanas Poverelle. Según Fides, el primer ataque ocurrió en la parroquia católica de San Patricio de la Arquidiócesis de Lilongwe (Malaui).

En septiembre Mons. Stima llamó a los fieles a unirse en una novena para “pedir perdón al Señor Jesucristo por el robo y rezar para que los responsables sean encontrados y que la justicia fluya como un río”.

“Con el corazón roto y con la esperanza de que el Señor no nos deje solos. Él siempre está con nosotros”, dijo. “Nunca se cansen de rezar hasta que los perpetradores sean encontrados”, concluyó.
 

 

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets