El Papa Francisco acepta renuncia de Obispo estadounidense recientemente hospitalizado

El Papa Francisco aceptó este viernes 18 de septiembre la renuncia de Mons. Herbert Bevard como Obispo de Santo Tomás en las Islas Vírgenes de Estados Unidos, luego de que fuera hospitalizado y trasladado a territorio continental para recibir tratamiento médico.

En una carta dirigida a su diócesis el 18 de septiembre, Mons. Bevard dijo que “lamentablemente, he experimentado algunas circunstancias médicas nuevas y no anticipadas que desafortunadamente imposibilitan mi capacidad de mantener mi cargo en la Diócesis de Santo Tomás”.

“He amado server al Pueblo de Dios, al clero, los religiosos, los laicos y a toda la comunidad de las Islas Vírgenes en la Diócesis de Santo Tomás y atesoraré los buenos recuerdos que compartimos juntos. Es por este mismo amor y preocupación por ellos, reconociendo mis propias limitaciones, el que ahora me lleva a hacer este pedido”, añadió.

Mons. Bevard, que cumplirá 75 años en febrero de 2021, indicó que ya había enviado su renuncia al cargo al Papa Francisco el 6 de julio de este año.

El Papa Francisco nombró al Arzobispo de Washington, Mons. Wilton Gregory, como administrador apostólico de la Diócesis de Santo Tomás hasta que sea designado el sucesor de Mons. Bevard.

La Diócesis de Santo Tomás en las Islas Vírgenes fue establecida en 1977 y es la única sufragánea de la Arquidiócesis de Washington.

Las Islas Vírgenes de los Estados Unidos son un grupo de islas ubicadas en el mar Caribe. Deben su nombre a Cristóbal Colón, que las llamó originalmente “Santa Úrsula y las Once Mil Vírgenes”, en base a la historia de la santa mártir y una leyenda popularizada en Europa.

Tras ser un territorio de Dinamarca, las islas fueron vendidas a Estados Unidos en 1916 en el marco de la I Guerra Mundial, como un intento de evitar que el territorio cayera en poder alemán.

Entre las islas más grandes se encuentran Santo Tomás, San Juan, Santa Cruz y Water Island.

Mons. Bevard gobernó la Diócesis de Santo Tomás durante 12 años. En el territorio pastoral, que comprende también a las islas de Santa Cruz, San Juan y Water Island, viven 30 mil católicos.

Nacido en Baltimore, Mons. Bevard fue ordenado sacerdote en la Arquidiócesis de Filadelfia en 1972, tras convertise del presbiterianismo. En 2008 fue nombrado por el Papa Francisco como Obispo de Santo Tomás, el quinto Prelado en esa diócesis.

El Gobernador de las Islas Vírgenes de Estados Unidos, Albert Bryan Jr., ha pedido oraciones por la salud de Mons. Bevard.

Traducido y adaptado por David Ramos. Publicado originalmente en CNA.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets