Reino Unido: Corte revisará ley que permite aborto de bebés con síndrome de Down

El Alto Tribunal de Inglaterra y Gales revisará la ley del aborto que permite eliminar bebés con síndrome de Down hasta antes de su nacimiento, una medida que ha sido considerada por distintos defensores de la vida como discriminatoria.

La medida legal fue admitida por la corte el 17 de octubre. Fue presentada por Heidi Crowter, una mujer con síndrome de Down, y por Máire Lea Wilson, madre de Aiden, un adolescente de 16 años también con síndrome de Down.

El abogado Paul Conrathe, que representa a ambas mujeres, dijo que este es “un momento de enorme significado” ya que “la Corte ha reconocido que se puede debatir que el Estado está actuando ilegalmente en relación con los bebés con síndrome de Down, al permitir que sean abortados hasta el nacimiento”, dijo el jurista en una declaración.

Ahora, explicó Coranthe, el gobierno debe “preparar su evidencia detallada” para probar que el aborto de bebés con síndrome de Down hasta el nacimiento no es algo discriminatorio, que es lo que revisará la corte.

El abogado cree que esto sucederá “a inicios del próximo año”.

El aborto en el Reino Unido es legal hasta las 24 semanas de gestación, excepto cuando el embarazo es de riesgo para la salud física o mental de la madre, así como cuando el bebé “sufrirá de esas anormalidades físicas o mentales y dará como resultado una severa discapacidad”.

A Aiden le diagnosticaron síndrome de Down a las 34 semanas de gestación. Nació dos semanas y tres días después. Su madre Lea explicó que le sugirieron abortar hasta en tres oportunidades luego del diagnóstico.

“Durante este tiempo de gran vulnerabilidad, me dijeron que mi bebé no sería capaz de vivir independientemente, que podría no caminar y que sufriría con las cirugías para corregir sus problemas intestinales y los posibles problemas cardiacos, o que podría nacer muerto y que haría nuestras vidas mucho más complicadas”, dijo la madre en una declaración publicada por Sky News.

Al habérsele ofrecido varias veces que aborte, Lea Wilson dijo que pensó que el síndrome de Down era algo “muy malo en realidad”.

Sin embargo, comentó que su hijo Aiden es “una delicia” y ha superado sus expectativas. Pese a eso ella sigue preocupada por su futuro y no puede confiar en que su hijo sea tratado de modo igualitario considerando la ley británica.

“Vivimos en una sociedad que proclama que queremos empoderar a los que tienen discapacidades y que, sin considerar tu contexto, mereces la vida oportunidad justa en la vida”, comentó.

“Esta ley, que permite el aborto hasta el nacimiento, está desfasada y podemos hacer algo mucho mejor que esto”, concluyó.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets