Hallan casi intacta una antigua pintura mariana de iglesia incendiada en California

La Arquidiócesis de Los Ángeles (Estados Unidos) informó hace unos días que una pintura histórica de Nuestra Señora de los Dolores se salvó de ser quemada tras el incendio de una iglesia misionera de California producido hace más de tres meses.

La iglesia de la Misión de San Gabriel Arcángel, que fundó San Junípero Serra en 1771, fue quemada el 11 de julio y dejó el techo y el interior de la edificación destruidos. Si bien las causas del siniestro aún son desconocidas, el caso está siendo investigado por incendio provocado.

En septiembre, unos trabajadores hallaron debajo de una viga transversal quemada una de las dos históricas pinturas de Nuestra Señora de los Dolores de la Iglesia de la Misión de San Gabriel. La imagen, que representa a la Virgen María en un paisaje sombrío y oscuro,se encuentra intacta y solo presenta daños menores y según informan, fue la única obra de arte que quedó en la iglesia que sobrevivió al incendio.

La otra pintura de la misma advocación mariana, que está vinculada con un presunto suceso milagroso, se encuentra a salvo desde hace varios meses, pues era parte de las obras de arte que se retiraron del templo para iniciar una obra de restauración. El proyecto estaba previsto para terminar antes del jubileo de los 250 años de la Misión de San Gabriel a celebrarse en septiembre de 2021.

Según informa Angelus News, debido a la magnitud del incendio, se necesitaron 50 bomberos para aplacarlo. La restauración de la iglesia aún está en la fase de limpieza de los escombros, y se cree que una reconstrucción completa tomaría al menos un año. A la fecha, gracias a generosas donaciones, la Arquidiócesis de Los Ángeles logró recaudar unos 200 mil dólares para ayudar a reconstruir la iglesia.

Recientemente, el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles realizó un inventario de las obras de arte de la Misión de San Gabriel que indica que la pintura mariana rescatada del incendio sería del siglo XVIII, aunque aún se desconocen la fecha exacta del fresco y la identidad del pintor.

La otra pintura de Nuestra Señora de los Dolores, llamada “La Dolorosa”, que resguarda la Misión de San Gabriel, está asociada con un presunto evento milagroso que ocurrió alrededor del año 1771, cuando por la intercesión de la Virgen María fue posible salvar la Misión de la destrucción.

En esa época, los soldados españoles que residían en el área ocasionalmente provocaban serios conflictos contra la población indígena Tongva. Por ejemplo, en una ocasión, un soldado español violó a dos mujeres indígenas.

Por su parte, los misioneros católicos españoles a menudo no compartían los mismos objetivos, tácticas y valores que los militares españoles, como es el caso de los franciscanos que fundaron la Misión de San Gabriel. Ellos deseaban desvincularse de los soldados y por eso decidieron trasladar la misión a otro lugar ubicado a unas tres millas de distancia.

El sacerdote franciscano San Junípero Serra (1713-1784) protestó por las fechorías de los soldados y escribió al virrey español que “una plaga de males” había estallado en San Gabriel.

Lamentablemente, los misioneros pudieron hacer poco para detener las malas acciones de los soldados. La comunidad indígena Tongva, indignada por los abusos de los soldados, en un momento también se enfrentó a la Misión de San Gabriel y fue allí que ocurrió el suceso milagroso.

“Los misioneros salieron con un estandarte de Nuestra Señora de los Dolores, y lo desplegaron, y los nativos [Tongva] fueron literalmente pacificados en ese instante. Desde hace mucho tiempo se ha interpretado como un milagro para esa comunidad”, dijo el arqueólogo y profesor de la Universidad Estatal de California en la Bahía de Monterey, Dr. Rubén Mendoza, a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI a inicios de este año.

Según una biografía de San Junípero Serra, en cuanto la comunidad Tongva vio la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, “arrojó sus arcos y flechas y los dos jefes se apresuraron a colocar a los pies de la Reina Soberana las cuentas que llevaban alrededor de sus cuellos para mostrar su gran estima”.

Se cree que la intercesión de Nuestra Señora de los Dolores a través de la pintura salvó la Misión de San Gabriel en ese momento, dijo Mendoza. Con el tiempo, la iglesia se convirtió en una de las más exitosas y productivas misiones de California, y en 1781 formaría el centro de la ciudad de Los Ángeles.

Diva Zumaya, experta en arte del Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, cree que la pintura desplegada para los Tongva fue pintada muchas veces años después de su creación.

Muchas de las otras piezas de arte que la Misión de San Gabriel resguarda fueron creadas por el pueblo Tongva, y entre ellas destaca un conjunto de estaciones de la Cruz. Gran parte de estas piezas, incluida una imagen de la crucifixión en la Duodécima Estación, muestra a Cristo y la Virgen María como indígenas californianos.

Para Anthony Morales, jefe tribal de los indígenas de la Misión de San Gabrielino y feligrés de San Gabriel, el daño en la iglesia provocado por el incendio fue más que material.

“Estas son mis raíces”, expresó con tristeza Morales a Angelus News, mientras inspeccionaba la escena horas después de que el incendio hubiera sido controlado.

“Esta es mi iglesia. Todos mis antepasados ​​están enterrados en el cementerio de al lado. Seis mil de mis antepasados ​​están enterrados en estos terrenos, y esta es la iglesia que construyeron. Es muy devastador”.

Viajando a casi todas partes a pie y practicando diversas formas de auto-mortificación, San Junípero Serra fundó iglesias misioneras a lo largo de la costa. Para ser exactos, fueron las primeras nueve de las 21 misiones que existen en lo que hoy es California, muchas de las cuales formarían el núcleo de lo que hoy son las ciudades más grandes del estado. El Papa Francisco canonizó a San Junípero Serra en 2015, durante una visita a Estados Unidos.

Los españoles enseñaron a los nativos nuevas técnicas agrícolas, los instruyeron en la fe y realizaron miles de bautismos. San Junípero abogó por los derechos de los pueblos nativos al punto que redactó una “declaración de derechos” de 33 puntos para los nativos americanos que vivían en los asentamientos de la misión. Además, caminó junto a otro misionero desde California hasta la ciudad de México para presentar el documento al virrey.

Este año, las estatuas de San Junípero han sido el objetivo de manifestaciones en todo California. Muchas de estas imágenes han sido derribadas o destruidas por manifestantes en “protesta” por el pasado colonial de California.

Hace unos días, un grupo de activistas en San Rafael, California, desfiguró una estatua de San Junípero Serra en una propiedad privada. Los atacantes la vandalizaron con aerosol de color rojo antes de arrancarla de sus cimientos.

El 19 de junio, unas 100 personas derribaron una estatua del San Junípero en Golden Gate Park, San Francisco, y el mismo día fue derribada otra estatua del santo en Los Ángeles.

El 4 de julio, unos manifestantes derribaron y desfiguraron una estatua del santo en Sacramento. Este hecho motivó a que al día siguiente del ataque, un católico local instale en el pedestal vacío de la estatua un altar improvisado dedicado a San Junípero, y además, guíe a otros católicos en la limpieza de la pintura esparcida en el lugar.

Algunas instituciones de California, como la Universidad de San Diego, han resguardado sus estatuas de San Junípero Serra para protegerlas de estos ataques. La Misión de San Gabriel fue una de las misiones que poco antes del incendio, guardó las imágenes de San Junípero que custodiaba.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en CNA.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets