Arzobispo alienta a construir un mejor Chile con los valores cristianos

El Arzobispo de Santiago de Chile, Mons. Celestino Aós, manifestó que la elaboración de un proyecto para un mejor país se lleva adelante con el aporte de todos, sin exclusión, y sobre la base del respeto, el diálogo y los valores cristianos.

Al iniciar el V Congreso Social en Chile el 3 de noviembre, Mons. Aós expresó que “la construcción de un mejor proyecto país, con una convivencia sana, es tarea de todos. Todos estamos llamados a construir juntos una humanidad más libre, más pacífica y más solidaria”.

Para ello, “debemos ponernos metas cada vez más altas de justicia, solidaridad y progreso. Nadie puede sentirse excluido de colaborar activamente, especialmente ante el fenómeno de la pobreza o la marginación social”.

“Todos y juntos, que implica no solamente la coincidencia en tareas sino la búsqueda de pensamientos comunes y la concordancia de sentimientos y acciones”, precisó.

Para lograr lo anterior, Mons. Aós dijo que en primer lugar “no se puede construir una sociedad y un país si no hay afecto, si no se quiere”.

“Chile es más grande que los errores que tiene. Por ello urge desarrollar el afecto, el cariño y de ahí el respeto a los otros”; y añadir al pasado y al presente los sueños y proyectos para “entablar un diálogo fecundo, amistoso y constructivo”.

En segundo lugar, Mons. Aós pidió apostar “por el diálogo” y rechazar “toda violencia”. “Rechazamos la mentira, predicamos para la verdad; condenamos el odio y el desprecio; y trabajamos por la fraternidad y el respeto; promovemos las obras de caridad y solidaridad”.

En tercer lugar, el Prelado exhortó a vivir “los valores cristianos que culminan en esa visión de la trascendencia, porque la persona humana es trascendente, y por ello el valor de la vida humana desde el comienzo al fin”.

La situación de los pueblos indígenas, los ancianos, de las mujeres y niños vulnerados “todos deben sentirse involucrados en este maravilloso proyecto de transformar y construir el propio país en un pueblo de hermanos, en una sociedad más humana”.

Esto se debe hacer “con constancia para que se alcancen resultados duraderos y no terminen siendo iniciativas parciales o fugaces”, aseguró Mons. Aós.

El Arzobispo, que será creado cardenal el 28 de noviembre, explicó que la Iglesia “pide para ella como para todas las confesiones, la libertad religiosa que no es límite a las otras libertades, ni perjudica la convivencia civil”.

“No es un tema tabú que no se pueda hablar o haya de hablarse vergonzosamente; sí es un tema delicado donde cada persona busca y tiene derecho a la cortesía, a no encontrarse con que se ridiculiza lo religioso a no verse invadido o atropellado”. 

“No cabe una convivencia sana y mejor sin desarrollar y aceptar las obligaciones de cada uno. Si los demás tienen derechos ahí yo me encuentro con obligaciones. La vida social y la cultura son herencia y riqueza que debemos traspasar a las próximas generaciones”. 

A su turno, el rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile (UC), Ignacio Sánchez, expresó que es un deber “aportar a reconstruir la convivencia nacional”, en ese sentido, “queremos apostar por el diálogo, donde el conocimiento de la realidad implica sentarse a escuchar al otro, prestándole toda la atención”.

También Sor Alessandra Smerilli, Hija de María Auxiliadora y consejera del Estado de la Ciudad del Vaticano habló de las contribuciones económicas para un verdadero desarrollo humano y social; las consecuencias sociales del COVID-19 para el mundo y las oportunidades que esta crisis genera.

“La pandemia nos ha hecho redescubrir la importancia del cuidado que vivimos”. “Estamos convencidos, personal y socialmente, de que cuidar a otras personas, no sólo a los relacionados con la familia, es algo que nos hace dignos de vivir en esta tierra”, dijo la doctora en Economía y especialista en Economía Política.

El V Congreso Social alentado por el lema “Juntos hacia una renovada convivencia nacional” fue organizado por la UC y la colaboración del Centro UC de Políticas Públicas y el Arzobispado de Santiago.

Su objetivo es reflexionar sobre la sociedad chilena actual marcada por las manifestaciones sociales del último año y el reciente plebiscito nacional y alentar la colaboración y el compromiso en la construcción de un mejor país.

Durante las jornadas del 3 y 4 de noviembre se desarrollaron paneles titulados: “Diálogos que generan encuentros”, “De frente a la cultura del descarte: en Chile nadie sobra”, “La persona en el corazón del desarrollo” y “Volver a confiar: instituciones renovadas al servicio”.

También se realizaron diferentes mesas de diálogo centrados en la persona, la confianza y las instituciones.

Al finalizar el V Congreso Social se presentó la obra de teatro “El Gran Teatro del Mundo”, de Calderón De La Barca, que, a modo de alegoría, representa los roles y funciones que puede adoptar el ser humano en su vida temporal en la tierra, respecto a cómo será su vida en la eternidad.

Revise las conferencias del V Congreso Social AQUÍ

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets