Aborto en Argentina: Trámite en Cámara de Diputados solo tomaría 10 días

El trámite del proyecto de legalización del aborto en la Cámara de Diputados de Argentina tomaría solo diez días, del 1 al 10 de diciembre, una rapidez que ha sido denunciada por los legisladores provida como una estrategia abortista para “evitar la amplia mayoría de las voces celestes”.

El cronograma del debate fue definido esta semana por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, con los presidentes y vicepresidentes de las cuatro comisiones de la cámara baja que discutirán el proyecto de legalización del aborto: Salud, Legislación Penal, Legislación General y Mujeres y Diversidad.

Massa y los presidentes de las cuatro comisiones pertenecen a la coalición Frente de Todos, del presidente Alberto Fernández, impulsor de la legalización del aborto. En la reunión determinaron un tratamiento rápido del proyecto, a pesar de la oposición de las diputadas de Juntos por el Cambio y vicepresidentas de las comisiones de Salud y de Mujeres y Diversidad, Carmen Polledo y Marcela Campagnoli.

Por su parte, la secretaria Legal y Técnica del gobierno, Vila Ibarra, dijo que el debate debería ser corto porque en 2018 ya se había dado amplitud al tema y “nada cambió desde entonces como para repetirlo”, aseguró al diario La Capital.

Así, de acuerdo al cronograma el proyecto del aborto se presentará el 1 de diciembre con una sesión plenaria virtual de las cuatro comisiones y en presencia de los ministros de Salud, Ginés González García; y de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; además de Vila Ibarra. 

La tarde del martes 2 y todo el miércoles 3 se presentarían unos 50 especialistas y representantes provida y proaborto, entre científicos, juristas, profesionales de la salud y líderes religiosos. Cada uno tendrá siete minutos para presentar sus argumentos.

El jueves 4 será el debate de los diputados para que se de un dictamen y se espera que el 10 diciembre el proyecto del aborto sea debatido y votado por la Cámara de Diputados. De ser aprobado, lo que se conoce como “media sanción”, pasaría al Senado para su debate.

En declaraciones a ACI Prensa, la concejal demócrata cristiana por Neuquén, Nadia Márquez, denunció que el tratamiento exprés es “para evitar la amplia mayoría de voces celestes”, de esa forma los legisladores proaborto “pueden garantizarse votos que de otra manera no tendrían”.

“Es evidente que quieren un tratamiento que les garantice aprobar algo que por los procedimientos normales y el debate natural que debe tener, no se realizaría”, agregó. 

En 2018 en la Cámara de Diputados la discusión del proyecto del aborto se realizó del 10 de abril hasta finales de mayo. Durante ese tiempo cada diputado podía llevar hasta cuatro expertos para exponer a los legisladores. Luego de más de 22 horas de debate, el proyecto fue aprobado el 14 de junio por 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención. De ahí pasó al Senado, donde fue rechazado en una histórica jornada en la madrugada del 9 de agosto por 38 votos contra 31, dos abstenciones y una ausencia.

Para Nadia Márquez, ese debate “demostró que en Argentina la mayoría es celeste”. 

Por ello, la concejal demócrata cristiana dijo que ya “no tendría que haber un debate del aborto. Lamentamos que el señor presidente haya expuesto a los argentinos, la mayoría celeste y una minoría verde a salir a las calles a expresarse” en plena pandemia.

“El gobierno está impulsando tanto a sectores celestes, como a sectores verdes a salir a las calles a manifestarse, cuando se estuvo ocho meses sin contacto” debido a las medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus.

En sus declaraciones, Márquez también dijo que “el objetivo es vulnerar la democracia”, ya que en las sesiones virtuales se podría “manipular el voto” o bien caerse la conexión “en el momento de la votación” eliminando inmediatamente el voto. 

Márquez además explicó que la ley de presupuesto ya fue aprobada para el 2021, pero en el documento no está detallado lo que será destinado a obras para las provincias; lo que lleva deducir que el cronograma para el debate “fue de casualidad o intencional” con la finalidad de “presionar el voto a favor del aborto”.

Fernández también presentó el proyecto de “Atención y cuidado integral de la salud durante el embarazo y la primera infancia”, conocido como proyecto de los “1000 días” que ha sido calificado por organizaciones como una “engañosa estrategia” por querer dar, una especie de “compensación” a otra ley que propicia la muerte “de seres humanos inocentes”.

Este será tratado a partir del lunes 30 en forma independiente por las comisiones de Salud y Presupuesto.

Márquez explicó que “son dos proyectos totalmente contradictorios. Es como tener un proyecto de consumo de tabaco para eliminar el consumo y otro que estimule el consumo de tabaco”.

La concejal por Neuquén insistió que el tratamiento del aborto “es inoportuno más aun cuando el presidente Fernández dijo que iba a procurar unir a los argentinos. Esta ley, no une es una ley que divide”, finalizó.

A su turno la diputada del PRO, Dina Rezinovsky, manifestó en su cuenta de Facebook: “no puedo expresar con palabras lo que sentí cuando me enteré que sólo en 24 horas de ‘debate’ pretendan despachar un proyecto de ley de descarte de humanos. No hay forma de comprender lo macabro de las mentes que piensan que este es un tema para llegar debatir y escuchar a especialistas en sólo 24 horas”. 

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets