Hoy es la fiesta del Beato Francisco Palau, predicador de las misiones populares

El Beato Francisco Palau nació en Aitona (Lérida, España) el 29 de diciembre de 1811. En 1828 ingresó al seminario diocesano de Lérida, donde estudió filosofía y teología durante cuatro años. Luego de haber dejado el seminario, se incorporó a la Orden de los carmelitas descalzos. El 14 de Noviembre de 1832 recibió el hábito en Barcelona y un año después hizo su profesión solemne. Fue ordenado sacerdote el 2 de Abril de 1836.

Francisco se entregó de lleno al apostolado y a la oración. Vivió doce años exiliado en Francia (1840-1851) y, vuelto a España, fue confinado injustamente en Ibiza (1854-1860). Allí fundó, en 1860, dos congregaciones religiosas: las Hermanas y los Hermanos Terciarios carmelitas.

Por intermedio de la reina Isabel II regresa a España, donde organiza su obra apostólica, y se dedica tanto a fortalecer sus congregaciones como a asistir a los carmelitas descalzos o al clero diocesano. Francisco llevaba una intensa vida de oración y meditación -logró escribir algunos opúsculos-, y de servicio a los pobres y enfermos. Intercalaba los periodos de acción apostólica con periodos de retiro y aislamiento, viviendo como ermitaño. En su vida sacerdotal tuvo que desempeñarse también como exorcista.

El Beato Francisco organizó misiones populares con fines catequéticos en las islas Baleares y en la península, extendiendo la devoción a la Santísima Virgen y organizando sus “Escuelas de Virtud”. Particularmente, una de sus preocupaciones fue la catequesis de adultos, para quienes escribió una “Catequesis de las Virtudes”.

En 1870 viajó a Roma para participar del Concilio Vaticano I. Francisco tenía un plan entre manos: la formación de una orden de exorcistas. De hecho logró alcanzar un escrito con sus ideas a todos los padres conciliares que hablaban español. El proyecto no prosperó debido a la interrupción del Concilio.

Francisco murió en Tarragona, el 20 de Marzo de 1872, a los 61 años de edad. Luego de su muerte, la congregación femenina que fundó se dividió en Carmelitas Misioneras Teresianas y Carmelitas Misioneras, quienes encarnan hasta hoy el espíritu y legado de las enseñanzas del Beato. Lamentablemente, durante la guerra civil española (1936-1939), desapareció la rama masculina (Hermanos Carmelitas Terciarios).

El 24 de Abril de 1988, Francisco Palau es beatificado por San Juan Pablo II.

Más información:

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets