Sacerdotes dan estos consejos para que los padres vivan cristianamente el Adviento

Ante el próximo inicio del Adviento, el tiempo de espera para la llegada de Jesucristo en Navidad, dos sacerdotes proponen estos consejos para que no solo los niños y jóvenes, sino también los padres de familia vivan cristianamente esta época del año.

En diálogo con ACI Prensa, el P. Mario Arroyo, doctor en Filosofía, recordó que “Adviento significa preparación para la venida de Cristo. Tiene un doble sentido: recordar la primera venida de Cristo en la carne en este mundo, pero también prepararnos para la segunda venida de Cristo. Es decir, estar preparados para el final de los tiempos, cuando venga Cristo a juzgar a toda la humanidad”.

“En cualquier caso, Adviento significa preparación”, continuó, por lo que “lo primero que puede hacer una persona adulta para estar preparado para la venida de Cristo es hacer una buena confesión, tener la conciencia tranquila, en paz con Dios. Es lo mejor que se puede hacer para prepararse para la Navidad”.

Además de hacer una buena confesión, dijo el P. Arroyo, se debe, “lógicamente en la medida de las posibilidades, realizar una buena Comunión: una Comunión piadora, sincera, con cariño, con amor hacia Jesucristo, con los mismos sentimientos con los que la Virgen lo recibió”.

Otra buena forma para que los padres se preparen para la Navidad durante el Adviento, señaló, es poner en práctica las obras de misericordia, en las que “de alguna manera descubrimos en los demás a Jesucristo”.

“Mejor si es en familia, porque así sensibilizamos a los hijos y a los demás miembros de la familia a que se preocupen por los demás, a que miren a la gente necesitada que hoy abunda particularmente”, dijo, pues “de esa manera tendremos una feliz y una santa Navidad compartiendo con los demás”.

Por su parte, el P. Luis Fernando Valdés, doctor en Teología, señaló que en este año “debido a la cuarentena del COVID-19, nos preparamos para una celebración diferente de la Navidad. Ya no tendremos ni posadas, ni celebraciones públicas. Pero lo central, lo importante, sí se mantiene firme: vamos a celebrar que Dios se hizo hombre, que Jesús es el anunciado Dios con nosotros”.

El P. Valdés alentó a los padres a fomentar diversas actividades con sus hijos que “les ayuden a descubrir el significado religioso de la Navidad”, entre ellos la Corona de Adviento, donde las cuatro velas, que se encienden una en cada domingo, “representan la Luz de Cristo, la luz de su Doctrina”.

Otro elemento importante para la preparación de padres e hijos para Navidad, señaló, es la colocación del Nacimiento.

“Es una gran catequesis, porque tanto al poner los personajes, como en los siguientes momentos que sea posible, los papás pueden explicar a los niños quién es Santa María, y su papel en la venida de Jesús; decirles quién es San José, los pastores y los Magos, etc.”, indicó.

“Al mostrar el pesebre vacío explicar que se pondrá el Niños Dios el día de Navidad. ¡Dios ya está con nosotros!”, añadió.

El P. Valdés dijo que el Nacimiento, conocido también como Belén, da la oportunidad de explicarles a los niños “que Jesús quiso nacer muy pobre, para acompañar a todos los que son pobres, y para enseñarnos a los que tenemos recursos que lo importante no es tener más cosas, sino saberlas compartir”.
“Y quizá explicarles que con motivo de la cuarentena, es importante vivir la Navidad con más austeridad”, destacó.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets