Arquidiócesis ofrecerá Misa por los niños no nacidos y dará digna sepultura a 11 bebés

En el marco de la conmemoración de Todos los Fieles Difuntos, la Arquidiócesis de Guayaquil (Ecuador), la Junta de Beneficencia de Guayaquil y el movimiento “Bebés en los corazones de Jesús y María” invitaron por segundo año consecutivo a participar de la Eucaristía por los bebés no nacidos y en la sepultura digna de 11 neonatos y nonatos.

La ceremonia se realizará el 4 de noviembre a las 11:00 a.m. en el Panteón Metropolitano, ubicado en el km 8 Vía Perimetral y Av. del Bombero, y contará con un estricto control y respeto de los protocolos de bioseguridad. La Santa Misa será presidida por el Arzobispo de Guayaquil, Mons. Luis Cabrera, y el Obispo Auxiliar, Mons. Giovanni Batista Piccioli.

La Eucaristía será ofrecida en memoria de todos los bebés no nacidos y, además, se sepultarán los restos mortales de once bebés que fallecieron, algunos antes de nacer y otros poco después de su nacimiento. Sus cuerpos fueron entregados a la Arquidiócesis de Guayaquil el 20 de septiembre.

Los bebés fallecidos serán sepultados en “un bloque de bóvedas” construidas en el Panteón Metropolitano y donadas por la Junta de Beneficencia de Guayaquil. Este proyecto se cristalizó en 2019 gracias al esfuerzo de estas tres instituciones que trabajaron en alianza para asignar en el cementerio “un espacio especial de oración y recogimiento” para los niños nacidos y no nacidos.

Según indicó Perla Pozo, miembro del movimiento “Bebés en los corazones de Jesús y María”, a ACI Prensa, los bebés que serán sepultados fallecieron a causa de abortos inducidos y espontáneos, y también por causas naturales.

Pozo señaló que ahora se encuentran trabajando para que el municipio “nos de esta apertura” para brindar información y ayuda psicológica y terapéutica a los padres y madres que después de los abortos pasan por “este duelo no entendido que a la larga deberán asumir”.

La ceremonia busca “acompañar y brindar a aquellas familias el espacio necesario para vivir el duelo gestacional”, y con ello devolver al bebé fallecido su “dignidad humana”. Este gesto es una “obra de misericordia corporal, que sin duda posee una fuerte dimensión espiritual, porque implica intrínsecamente el acto de rezar por el alma de los difuntos”, señala el comunicado.

Durante la ceremonia también se develará la escultura de la “Virgen Madre de los nacidos y no nacidos”, advocación mariana propia de Guayaquil que está inspirada en la “Virgen de la Eucaristía”, señaló la oficina de prensa de la Arquidiócesis de Guayaquil a ACI Prensa.

La imagen fue donada por Paola Cesa y por el pintor guayaquileño Jorge Velarde, autor de la obra de arte, en donde la figura de la Virgen María “lleva un bebé nonato en sus manos”, en lugar de llevar al mundo, agregó.

La Arquidiócesis de Guayaquil invitó a las personas que participen de la Santa Misa por los niños no nacidos, a “registrar con anticipación sus intenciones por el alma de su bebé”. Los interesados pueden hacerlo por medio de su página de su Facebook o AQUÍ.  Los que no puedan asistir físicamente a la ceremonia, podrán escucharla por Radio Santiago 540 AM y Radio María 88.1 FM.  

Las personas que deseen solicitar un espacio en el panteón para sepultar a su bebé nonato o neonato fallecido deben acercarse a “las oficinas de cementerios de la Junta de Beneficencia de Guayaquil y la Arquidiócesis de Guayaquil”, concluyó.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets