Polonia: Arzobispo rechaza propuesta de presidente de aprobar aborto por “defecto incurable”

El presidente de la Conferencia Episcopal Polaca, Mons. Stanislaw Gadecki, rechazó la propuesta del presidente Andrzej Duda de presentar un proyecto de ley para permitir el aborto cuando el feto tenga un defecto incurable; días después que el Tribunal Constitucional declaró inconstitucional esta causal.

Mons. Gadecki dijo el 3 de noviembre a la agencia de noticias católica polaca KAI que los católicos deben oponerse a un cambio en la ley que permitiría el aborto en casos de anomalías fetales fatales.

El Prelado advirtió que la propuesta de ley esbozada por Duda equivaldría a una "nueva forma de eutanasia".

El presidente Duda dijo el 30 de octubre que propondría un proyecto de ley que permitiera el aborto cuando existiera "una alta probabilidad de que el niño nazca muerto o tenga una enfermedad o defecto incurable que conduzca a la muerte del niño de manera inevitable y directa".

Duda hizo esta propuesta luego de las manifestaciones masivas contra el fallo del 22 de octubre del Tribunal Constitucional, que declaró inconstitucional una ley que permitía el aborto por anomalías fetales.

El fallo, que no puede ser apelado, abrió el camino para que los legisladores enmendaran la ley de 1993 sobre el aborto y prohibieran lo que los provida denominan “abortos eugenésicos”.

“La propuesta presidencial sería una nueva forma de eutanasia que selecciona a las personas según la posibilidad de supervivencia. Esta vez, los abortos eugenésicos serán subsumidos bajo la nueva regla, con la posible excepción de los niños con síndrome de Down, y todo seguirá en el mismo punto”, señaló.

Esta semana se supo que el Gobierno había retrasado la publicación del fallo del Tribunal Constitucional. La sentencia, que no tiene fuerza legal hasta su publicación en el Journal of Laws, estaba programada para ser publicada el 2 de noviembre.

Michał Dworczyk, jefe de la Cancillería del Primer Ministro de Polonia, dijo a Associated Press que “hay una discusión en curso, y sería bueno tomarse un tiempo para dialogar y para encontrar una nueva posición en esta situación que es difícil y despierta grandes emociones ".

Mons. Gądecki criticó este retraso y advirtió que plantea “muchos interrogantes".

El Tribunal Constitucional emitió su fallo después de que un grupo de 119 diputados pertenecientes al gobernante Partido Ley y Justicia (PiS) y dos partidos más pequeños pidieran la revisión de la ley de 1993 relativa al aborto en casos de anomalías fetales.

“La defensa de la vida humana es una de las prioridades entre las actividades de los políticos católicos. No es de extrañar que la Iglesia apoye sus empeños y esfuerzos, y está agradecida a los parlamentarios que asumieron esta difícil tarea”, el presidente de los obispos polacos.

Aproximadamente 1.000 abortos se practican legalmente en el país al año, la gran mayoría de ellos sobre la base de anomalías fetales.

El aborto seguirá siendo legal en casos de violación, incesto y riesgo para la vida de la madre.

Durante las protestas que siguieron al fallo de la corte, los manifestantes atacaron iglesias, interrumpieron las Misas dominicales y pintaron grafitis a favor del aborto en propiedades de la Iglesia.

El Arzobispo rechazó las afirmaciones de los manifestantes de que la Iglesia estaba demasiado alineada con el partido gobernante. "La Iglesia en Polonia no está del lado de la derecha ni de la izquierda, ni siquiera del lado del centro, sino del lado del Evangelio", expresó.

También dijo que las protestas revelaron "hasta dónde había llegado la secularización y degradación de nuestra cultura".

“Los patrones occidentales se han transferido ampliamente a nuestra tierra. El modelo de vivir según los principios del consumismo sin sufrimiento y sin preocupaciones se ha convertido en el deseo de muchos”, señaló.

El Arzobispo llamó a rezar y a practicar el ayuno en respuesta a los incidentes. También destacó la importancia del diálogo.

Mons. Gądecki dijo que las familias que tienen niños discapacitados requerirán un mayor apoyo después del fallo. “Si bien aprecio el paso del Tribunal Constitucional, estoy convencido de que la modificación de la ley no es un acto suficiente”, comentó.

“En tales situaciones, como sociedad, tenemos el deber de apoyar y ayudar adecuadamente a las madres y a sus seres queridos. Las mujeres que, como resultado de un diagnóstico médico, descubren que su hijo puede estar enfermo o discapacitado antes del nacimiento, así como sus padres y familias, necesitan ayuda profesional multifacética", indicó.

El Prelado dijo que “también es necesario aumentar significativamente el apoyo económico para ellos, brindarles atención médica y psicológica constante, así como crear” un sistema que permita descansar a los padres que cuidan a niños discapacitados. “Toda la sociedad debe ser solidaria con ellos y estar dispuesta a brindarles toda la ayuda posible”, expresó.

Traducido y adaptado por Eduardo Berdejo. Publicado originalmente en CNA.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets