Obispos ingleses piden a gobierno que paciente católico pueda volver a Polonia

Los obispos en Inglaterra escribieron al secretario de Salud de Reino Unido para expresar su oposición a la orden de la Corte Suprema de retirar la alimentación y nutrición a paciente polaco católico con daño cerebral, y pedir su traslado a Polonia para recibir cuidados básicos.

El Obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Westminster, Mons. John Sherrington, y el Obispo de Plymouth, Mons. Mark O'Toole, enviaron una misiva a Matt Hancock, secretario de Estado de Salud y Asistencia Social de Reino Unido, para manifestarse sobre el caso de un católico en riesgo de morir de inanición por orden del gobierno de Reino Unido de retirarle el alimento e hidratación.

En la carta, los obispos se refieren al caso de un hombre católico identificado como RS, originario de Polonia y residente en Gran Bretaña por varios años, que en noviembre de 2020 sufrió un ataque cardíaco y una posterior lesión cerebral severa. Desde entonces, necesita de un sistema de soporte vital para alimentarse e hidratarse.

Ahora RS está en el hospital de Derriford en Plymouth (Reino Unido), y su madre y hermanas continúan luchando desde Polonia e Inglaterra para que la justicia británica no lo condene a morir, pues tras el consentimiento de la esposa de RS y sus hijos, la Corte Suprema de Justicia dictaminó que se le desconecte del sistema de soporte vital que permite alimentarlo e hidratarlo, alegando que “no es lo mejor para él”.

Los obispos ingleses, a nombre propio y en representación del Arzobispo de Westminster, (Arquidiócesis Primada de Inglaterra y Gales), se opusieron a la decisión de la Corte Suprema y argumentaron que “proporcionar comida y agua a pacientes muy enfermos, incluso por medios asistidos, es un nivel básico de atención”, y no un “tratamiento médico”.

Explicaron que “la Iglesia Católica continúa oponiéndose a la definición de nutrición e hidratación asistida como tratamiento médico, que ahora se convierte en la base de decisiones médicas y legales para retirar la nutrición e hidratación asistida de los pacientes”.

En ese sentido, afirmaron que la alimentación e hidratación artificial al paciente “debe brindarse siempre que sea posible, a menos que esté médicamente indicado que es demasiado oneroso o no logra su propósito”.

Los obispos dijeron que el caso de RS demuestra que el tema es controversial, pues los jueces tomaron la decisión en un supuesto “mejor interés” del paciente. Sin embargo, “observamos que el señor RS no se había negado a comer ni tomar líquidos, ni tampoco había expresado su opinión sobre no querer alimentos y líquidos en estas circunstancias, y tampoco había pruebas de que considerara la nutrición e hidratación asistidas como un tratamiento médico”.

Asimismo, los obispos recordaron a Hancock que Mons. Gadecki, presidente de la Conferencia de Obispos de Polonia, escribió al Cardenal Vincente Nichols, presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, para expresar su preocupación y solicitar su intervención en este caso.

En la misiva enviada, Mons. Gadecki señaló que la opinión pública en Polonia está impactada y lamenta la decisión de la Corte Suprema británica, que ha “condenado a muerte por inanición” a RS. Además, recordó la oferta de las autoridades de Polonia para cubrir los costos del tratamiento y transporte de RS a su país natal, y lamentó que la Corte se oponga porque “podría poner en peligro su vida”.

Al respecto, los obispos comunicaron el deseo del Arzobispo de que las autoridades de Reino Unido autoricen que el ciudadano polaco sea trasladado y cuidado en Polonia.

“En su nombre, escribimos para expresar nuestra oposición a esta definición de tratamiento médico y para transmitir la oferta de las autoridades polacas de ayudar en el traslado del Sr. RS a Polonia para su atención futura”, dijeron.

“Aceptamos que el proceso legal relativo al Sr. RS se ha completado. Sin embargo, oramos por un acuerdo dentro de la familia sobre el tratamiento y la atención que se brindará, y expresamos el deseo del Arzobispo de que el Sr. RS sea trasladado y cuidado en Polonia”, agregaron.

Finalmente, ofrecieron sus oraciones por el paciente y su familia. “Deseamos expresar nuestras oraciones y compasión por el Sr. RS y su familia en Inglaterra y Polonia y reconocer la condición de salud profundamente trágica que enfrenta”, concluyeron.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets