Recuerdan a Santo Cura Brochero, un pastor “con olor a oveja”

El 26 de enero en el 107º aniversario del fallecimiento de Santo Cura Brochero, patrono del clero argentino, recordaron al santo “con olor a oveja” que tuvo una opción preferencial por los pobres y excluidos.

El Obispo de Cruz del Eje, Mons. Ricardo Araya, manifestó que “una constante en el pastoreo de Brochero” fue echarse “sobre los hombros a la oveja extraviada”. “Por eso se contagió el olor a oveja. Buscó a la oveja extraviada por montes espesos, donde no es posible entrar sin que alguna espina te lastime, por largos caminos, por las quebradas oscuras del pecado grave”.

“La buscó y la encontró en el difícil trabajo de hacer camino con piedras ásperas; en medio de la pulpería o junto a las rejas de la cárcel. En medio de la noche, y en las madrugadas cuando pega fuerte la helada, justo cuando asoma el sol”, recordó Mons. Araya.

“Cargó sobre sus hombros al borracho, al político liberal de su época, al leproso y al perseguido que no podía redimirse de sus culpas e integrarse a la vida social”, agregó.

Asimismo destacó que Santo Cura Brochero “sabía unir a muchos en la búsqueda común, ahí donde todos ganan; hacía lugar al aporte de cualquiera, aún cuando esa persona se hubiera equivocado o hubiera actuado mal”.

“Fue capaz de amar al que se equivocaba, no para consentir en lo que hacía, sino para que dejara de ser injusto; y nos enseñó a perdonar, no para que alguien siga pisoteando la propia dignidad y la de los demás; sino para que no vuelva a dañar”, aseguró.

En ese sentido, el Obispo de Cruz del Eje insistió en la importancia de “rehabilitar e integrar” y vivir el “modo brocheriano de echar sobre los hombros al hermano que viene a nuestras parroquias y capillas”.

“Pidamos para que los sacerdotes y aquellos que se están formando para serlo, vayamos metiendo cada vez más en lo profundo de nuestra conciencia estos consejos del Santo Cura Brochero”, alentó Mons. Araya.

Durante la jornada se realizaron otras Misas, una de ellas presidida por el Obispo que encabezó las causas de beatificación y canonización del santo, Mons. Santiago Olivera.

Mons. Olivera destacó en su homilía que “Brochero entendió, en su capacidad, en su inteligencia y sencillez la radicalidad del Evangelio, que es el amor a todos, fundamentalmente a aquellos más alejados, a los más necesitados, a los más pobres y sin duda son aquellos que necesitan mucho más de Dios”.

Estas Misas fueron parte de la Semana Brocheriana, realizada entre el 17 y 25 de enero, en la que fieles y devotos asistieron al Santuario de Nuestra Señora del Tránsito y Santo Cura Brochero bajo las medidas sanitarias vigentes para evitar contagios por coronavirus.

Conoce más sobre Santo Cura Brochero AQUÍ.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets