Justicia española investiga a alcaldesa comunista por derribar y profanar una cruz

La justicia española investigará a la alcaldesa de Aguilar de la Frontera, Córdoba, por el derribo de la Cruz del Llanito, situado en el convento de las Descalzas, el pasado 19 de enero y su posterior profanación al trasladarla a un vertedero.

Según informó la Asociación de Abogados Cristianos, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Aguilar de la Frontera ha ordenado la apertura de diligencias contra la alcaldesa Carmen Flores, de Izquierda Unida, por un presunto delito de prevaricación.

Según argumentó la Asociación en su escrito presentado en el juzgado, “la decisión de destruir el monumento no se había aprobado en pleno por lo que se realizó de forma completamente ilegal y además supone atentar contra un derecho fundamental como es la libertad religiosa”.

La alcaldesa Flores argumentó su decisión de destruir la cruz en su supuesta identidad franquista. Sin embargo, el monumento no tenía ninguna inscripción ni símbolo que la identificara ni con el régimen de Franco ni con ninguna ideología.

Además, la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, cuya opinión era necesaria por encontrarse la cruz junto al convento de las Descalzas, declarado Bien de Interés Cultural, concluyó que la cruz no estaba afectada por la Ley de Memoria Histórica.

A pesar de ese dictamen, el ayuntamiento de Aguilar derribó igualmente la cruz con el argumento de que impedía la visualización del convento. Según declaró Carmen Flores “esa cruz no tiene ninguna connotación religiosa”, “no tiene ningún interés para nada”, “es una cruz de cemento que no tiene ningún valor”.

A pesar de las protestas de la Diócesis de Córdoba, de la Agrupación de Cofradías de Aguilar de la Frontera y de los vecinos del pueblo, la cruz finalmente fue derribada y arrojada a un vertedero, lo que causó aún mayor indignación.

Los vecinos respondieron cubriendo de flores el espacio que antes ocupaba el monumento cristiano, y colocando improvisadas cruces de madera en el lugar. Todos esos elementos fueron retirados por el ayuntamiento.

Sin embargo, Abogados Cristianos distribuyó este viernes 5 de febrero una imagen en la que se aprecia que personas anónimas han pintado una cruz amarilla, exactamente igual a la derribada, en el muro blanco del convento de las Descalzas donde se encontraba la cruz original.

El derribo de la cruz ha causado una auténtica división en este pueblo que, tradicionalmente, ha votado a gobiernos municipales de izquierda. Incluso el otro partido de izquierda del ayuntamiento, el PSOE, criticó la forma en que se llevó a cabo esta medida y lamentó que la cruz haya terminado en un vertedero.

El párroco de la localidad, Pablo Lora, escribió una carta a sus feligreses en la que reconoció que “contemplar el signo de la Cruz arrojada en un vertedero y conocer la orden de su destrucción me ha producido un profundo dolor, ha provocado una herida en nuestros sentimientos religiosos”.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets