Arzobispo anima a conocer, amar y ayudar a la vida contemplativa

El Arzobispo de Toledo propuso, en una carta titulada “Conozcamos y amemos la vida contemplativa” tres proyectos para ayudar a los monasterios de vida contemplativa a superar las situaciones de necesidad en que se puedan encontrar.

En su carta, firmada este martes 2 de febrero, día en que la iglesia celebra la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, el Arzobispo mostró su preocupación por “la situación de aquellos monasterios de clausura que, desde la fidelidad a su propio carisma e historia, ven, en ocasiones, cómo disminuye el número de monjas ante la ausencia de nuevas vocaciones y el envejecimiento de las comunidades, y experimentan también ciertas dificultades materiales y económicas, como ha ocurrido a lo largo de este último año debido a la pandemia del coronavirus”.

Ante esta situación, Mons. Cerro Chaves propone 3 “proyectos sencillos que espero que ayuden a paliar las situaciones de necesidad que puedan tener algunos monasterios de vida contemplativa”.

En primer lugar, un Fondo de Ayuda a los Monasterios de la Archidiócesis de Toledo, que tiene como finalidad “la asistencia a las necesidades más acuciantes de las comunidades religiosas contemplativas de nuestra Archidiócesis”.

Este Fondo “se encargará de asistir a las monjas de clausura en las necesidades básicas que puedan existir, en momentos puntuales, en sus monasterios: alimentación, calefacción, reparaciones urgentes en los suministros primarios, etcétera”.

En segundo lugar, el Arzobispo propone una Asociación privada de fieles “Amigos de los conventos”, que será “una asociación de fieles constituida por todos aquellos que, sensibilizados por la vida contemplativa, quieran ayudar a su difusión en la Iglesia y en el mundo”.

Los fines de esta asociación serán “la promoción de la vida contemplativa en general, la oración por las vocaciones a este género de vida, la difusión de los distintos carismas, la ayuda espiritual y material a los conventos, el estudio de las aportaciones de la vida contemplativa a la Diócesis a lo largo de la historia, la promoción de los productos monásticos, la organización de visitas a los conventos para conocer el arte y a las comunidades que las sustentan”.

En opinión de Mons. Cerro Chaves, “esta Asociación está llamada a revitalizar, desde la propia Iglesia, el conocimiento y el amor de todos por la vida contemplativa en sus diferentes carismas”.

Por último, el Arzobispo propone el proyecto “Con un solo corazón”, puesto en marcha por su antecesor, Mons. Braulio Rodríguez, “y llamado a dar mucho fruto en la Archidiócesis”.

“Quiero seguir animando a las parroquias y a otras realidades eclesiales (cofradías, asociaciones, colegios, movimientos de apostolado, familias…) a que elijan un convento o monasterio cercano y se hermanen con él. Se trata de un hermanamiento espiritual que será beneficioso para todos. En primer lugar, porque la oración de unos por los otros siempre es fuente de comunión y de gracias. Y, en segundo lugar, porque anima a los fieles a estar pendientes de las moradoras de los conventos”.

Mons. Francisco Cerro Chaves finaliza su carta agradeciendo “los desvelos de tantos fieles por las comunidades religiosas contemplativas, que a veces sufren silenciosamente, desde su clausura, las crisis sociales y económicas, agudizando su necesidad en medio de la pobreza evangélica que ya viven, porque gozosamente se han sentido llamadas a ella”.

Para leer la carta completa, acceda AQUÍ.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets