El hombre “se ha alejado de Dios y se cree omnipotente”, afirma arzobispo

El Arzobispo de Sevilla, Mons. Asenjo Pelegrina, afirmó que “el hombre del siglo XX y XXI se ha alejado de Dios y se cree omnipotente”, y aseguró que la pandemia de coronavirus ha puesto en evidencia la necesidad de reestablecer “la soberanía de Dios en nuestras vidas”.

En una intervención durante la inauguración de las Jornadas Católicos y Vida Pública, organizadas por la Asociación Católica de Propagandistas, la Fundación San Pablo CEU y la Archidiócesis de Sevilla, Mons. Asenjo señaló que “en estos momentos Dios nos está llamando” en medio de la pandemia.

Las Jornadas se están desarrollando en Sevilla aunque en una modalidad adaptada para evitar contagios de coronavirus. Mons. Asenjo intervino de forma online.

En su discurso explicó que “siendo la pandemia un mal objetivo, no todo es malo, ya que en estos momentos Dios nos está llamando. Vivimos una época antropocéntrica, el hombre del siglo XX y XXI se ha alejado de Dios, se ha creído omnipotente. De este sueño ha venido a despertarnos un ser microscópico y nos ha demostrado lo limitados que somos”.

Afirmó que “nuestra sociedad ha creado multitud de ídolos, es preciso que reestablezcamos la soberanía de Dios en nuestras vidas. Si la pandemia da lugar a esto, a pesar de todo, habrá servido para algo”.

Junto al Arzobispo de Sevilla intervino, también en modalidad online, el presidente de la ACdP y del CEU, Alfonso Bullón de Mendoza.

El presidente de los Propagandistas y del CEU expresó su dolor por las víctimas del COVID-19 y, en concreto, por “las decenas de miles de nuestros mayores que han perdido la vida en los últimos meses, muchas veces en una situación de abandono total”.

Precisamente, sobre esa situación de abandono en la que se encuentran muchos de los mayores, lamentó el avance de una cultura de la muerte en España, que tiene uno de sus principales exponentes en la Ley de Eutanasia recientemente aprobada por el Parlamento.

“Cuando una sociedad, lejos de honrar a sus mayores, los abandona y desprecia, esa sociedad se instala en la cultura de la muerte. Una sociedad así solo puede rendir tributo a lo precario y transitorio, a lo banal y degradante”, expresó. Frente a esa cultura de la muerte, animó a dar “un paso más allá”.

Por último, la directora nacional de las Jornadas Católicos y Vida Pública de la ACdP, María Fernanda de la Paz, denunció que “el gobierno intenta imponernos una cultura de la muerte, donde la eutanasia y el aborto son sus componentes principales”.

Aseguró que tras la pandemia la sociedad “necesariamente tiene que cambiar; la muerte, la soledad o el sufrimiento no nos pueden dejar indiferentes. Los cristianos debemos ser una luz en la oscuridad, dar testimonio ante la sociedad y transformar el amor en caridad, porque una fe sin obras, es una fe muerta”.

Las Jornadas Católicos y Vida Pública se están celebrando en Sevilla hasta mañana jueves 4 de febrero con el tema “La vida después de la pandemia”, dando especial importancia al punto de vista de los jóvenes con la caridad y el paso a la acción como puntos de referencia.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets