Lanzan proyecto internacional católico sobre “la verdad del amor” en el siglo 21

Un grupo de académicos católicos de renombre internacional lanzó un ambicioso y nuevo proyecto para proclamar “la verdad del amor” a la sociedad del siglo XXI.

Los fundadores del Veritas Amoris Project incluyen al P. José Granados, superior general de los Discípulos de los Corazones de Jesús y María y experto en Teología sobre el matrimonio y la familia.

“El proyecto quiere ofrecer, a partir de la verdad del amor, una visión global de la vida cristiana y de la regeneración de nuestra sociedad”, dijo el sacerdote español a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI.

El consejo de este proyecto científico también incluye a Mons. Livio Melina, teólogo moral que sirvió como presidente del Pontificio Instituto Juan Pablo II para los Estudios del Matrimonio y la Familia en Roma, desde 2006 hasta 2016; Stanisław Grygiel, profesor emérito de Antropología Filosófica del mismo instituto; y Tracey Rowland, encargada de la cátedra de Teología de San Juan Pablo II en la Notre Dame University en Sydney, Australia.

El proyecto ha lanzado su sitio web en cinco idiomas: inglés, español, francés, italiano y alemán.

El P. Granados explicó que “el proyecto nace ante de la necesidad que vemos de iluminar la cultura contemporánea especialmente la crisis en lo que toca al amor, al cuerpo y a la familia. Sigue así una de las prioridades del Papa Francisco, como reflejó al convocar los Sínodos para la familia”.

“Somos profesores que hemos compartido estudio y docencia en muchas ocasiones, y pensamos que podemos prestar un servicio a la sociedad y a la Iglesia.”

El sacerdote español, que sirvió como vicepresidente del Pontificio Instituto Juan Pablo II para los Estudios del Matrimonio y la Familia en Roma desde 2010 hasta 2019, comentó que el proyecto se inspira en el Papa Francisco y sus dos antecesores inmediatos.

“Se trata de un proyecto educativo, que busca ante todo formar en la verdad del amor. Esta expresión (verdad del amor) nos parece clave”.

El proyecto “se inspira en primer lugar en la insistencia de San Juan Pablo II, Papa de la familia, de que hay que llenar de luz nuestros afectos. Él hablaba de la verdad del amor, con referencia al designio sabio del Creador sobre el hombre y la mujer, y recogió esta importancia de la verdad en su encíclica Veritatis Splendor”, resaltó.

“Nos inspiramos también en la visión de Benedicto XVI, que ha mirado al ser del hombre precisamente a partir del amor”.

“Y finalmente nos ayuda el Magisterio del Papa Francisco. Pienso especialmente en su encíclica Lumen fidei, donde se ve esta relación tan estrecha entre verdad y amor, y también en una frase suya sobre el diálogo entre Jesús y la samaritana, cuando dice que el Señor, para dialogar con la mujer, buscó lo que había en ella de bueno o positivo, es decir el deseo de amor verdadero que Dios ha grabado en su corazón”, dijo el sacerdote.

El P. Granados también explicó que el énfasis del proyecto en la “verdad del amor” puede servir como correctivo ante algunas tendencias en la sociedad contemporánea.

“Hoy se quiere amar, pero es un amor sin verdad, lo que significa, por un lado, sin duración; además, sin capacidad de transmitir a los hijos nacidos de ese amor un sentido de vida; por fin, sin incidencia pública, porque la verdad es lo que nos acomuna con los demás hombres”.

“Por eso, hablar de la verdad del amor es recordar que hay esperanza para el amor, que puede ser duradero y fecundo”, precisó.

El P. Granados también dijo que proclamar la “verdad del amor” puede tener un impacto en la atención pastoral de las familias.

“Por ejemplo, la misericordia del Señor está unida con la verdad, porque no es una misericordia que se limita a tolerar nuestra miseria y fragilidad, sino una misericordia que nos regenera para que podamos vivir a la altura de nuestra vocación al amor”, destacó.

“Y es también una verdad que nos recuerda que nuestro amor es generativo, capaz de transmitir la vida que viene del Creador”

El sacerdote resaltó asimismo que la iniciativa tiene una dimensión pastoral porque se ha pensado “para formar familias en el amor de Cristo”

“Los retos son muchos: la educación de los hijos al amor, el fortalecimiento de la unión conyugal, especialmente en los primeros años de matrimonio, trabajar por una sociedad que ponga a la familia en el centro, proteger a la familia de las ideologías que niegan los significados unitivo y procreativo el cuerpo humano, e incluso la misma diferencia sexual”.

El sacerdote explicó que el Veritas Amoris Project alentará la realización de un congreso para familias cada año en un país distinto, para preparar “formadores de pastoral familiar”.

El proyecto también realiza en estos días un seminario para profesores desde Roma, del 2 al 4 de febrero, titulado “Caminos a la verdad”. “Habrá también un encuentro académico cada año en Roma, para ir profundizando en el proyecto, que hemos recogido en 12 tesis programáticas”, agregó.

Algunas de estas tesis son enunciados como “para hablar de la verdad del amor se necesita establecer la primacía de Dios como creador”, “para hablar de la verdad del amor en el ambiente emotivo de hoy se requiere una reflexión sobre los afectos” y “la perspectiva de la verdad del amor tiene un gran potencial social”.

“Estamos poniendo en marcha también la ‘Veritas Amoris Review’, de momento online, así como un proyecto de publicaciones (originales y traducciones). Esperamos poco a poco poder ofrecer también cursos (online o presenciales) sobre distintos temas en torno al matrimonio, a la familia, y a la visión de Dios y del hombre que de ahí se deriva”.

El P. Granados indicó que el proyecto ya ha participado como patrocinador del congreso “Hacia el futuro con San Juan Pablo II”, por el centenario del nacimiento del Papa polaco.

Dentro del consejo científico también están el P. José Noriega, profesor de Teología Moral fundamental en el seminario St. John Vianney en Denver (Estados Unidos), la religiosa francesa Alexandra Diriart; el P. Juan José Pérez-Soba; Monika Grygiel; y Stephan Kampowski, profesor de Antropología Filosófica del Pontificio Instituto Juan Pablo II para los Estudios del Matrimonio y la Familia en Roma.

Kampowski dijo a CNA que “la iniciativa nació de la necesidad de difundir una visión de la familia que todos hemos recibido en nuestros estudios juntos”.

“Creemos que esta visión puede ser fructífera para la enseñanza del amor en la familia y para la atención pastoral de las familias”.

También dijo que el proyecto “no busca reemplazar a ninguna otra institución ni estar en oposición a alguna otra. Es un compromiso original el que hemos emprendido”.

Para conocer más del Veritas Amoris Project, puede ingresar AQUÍ.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA 

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets